Suspensión del contrato laboral por mutuo acuerdo.

¿El contrato de trabajo se puede suspender por acuerdo entre las partes?

Tema: Derecho laboral individual.


Mediante acuerdo de voluntades claro y expreso, es posible suspender el contrato de trabajo, acogiendo las consecuencias legales que de ello se derivan
Se ha de advertir que no obstante que el artículo 44 ibídem no consagra expresamente como causal de suspensión del contrato de trabajo el mutuo acuerdo, es dable entender que en razón de la naturaleza del contrato de trabajo, que es conmutativo, nada impide que las partes acuerden mutuamente la suspensión del mismo, pero como un desarrollo de las licencias o permisos que el empleador concede a petición del trabajador.

Y es que obviamente, tal decisión bien puede decirse con toda lógica, que se atempera al caso de los permisos y licencias a que se refiere el numeral 4° del artículo 44 del Decreto 2127 de 1945; esto por cuanto que una licencia o un permiso, también en el caso de los trabajadores oficiales, requiere de la suma de las dos voluntades, vale decir, la del empleador y del trabajador, dado que debe provenir una solicitud del trabajador y el asentimiento del empleador, lo que da como resultado un mutuo acuerdo o mutuo consentimiento.

Es la aquiescencia del empleador a una solicitud del trabajador. Naturalmente en este caso hubo suspensión del contrato, porque se interrumpió para la trabajadora la obligación de prestar el servicio y para la entidad, la de pagar los salarios.


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA DE CASACIÓN LABORAL

JORGE MAURICIO BURGOS RUIZ
Magistrado Ponente

Radicación No. 42546
Acta N° 05

Bogotá D.C., veinte (20) de febrero de dos mil trece (2013).

Resuelve la Corte el recurso de casación interpuesto por el apoderado judicial de MARTHA PATRICIA ERAZO RICO contra la sentencia de 17 de julio de 2009, proferida por la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el proceso ordinario laboral promovido por la recurrente contra el INSTITUTO DE SEGUROS SOCIALES.

Previamente se reconoce personería a la doctora ANA LUCÍA NIÑO GUERRERO, identificada con C.C. Nº 21’239.426 de Villavicencio y T.P. Nº 107.617 del C. S. de la J., como apoderada de la parte accionante, en los términos y efectos del poder conferido que obra a folio 44 del Cuaderno de la Corte.

I-. ANTECEDENTES.-

1.- La citada ciudadana demandó al Instituto para que se declarara en forma principal la existencia de un contrato de trabajo vigente entre el 30 de agosto de 1995 y el 30 de junio de 2003, que fue terminado en forma unilateral por el demandado y sin que mediara justa causa.

Como consecuencia, pidió que la entidad demandada fuera condenada en forma principal al reintegro en las mismas condiciones existentes al momento de la desvinculación, sin solución de continuidad, con el respectivo pago de los salarios y prestaciones legales y convencionales dejados de percibir, y la devolución de descuentos efectuados por retención en la fuente y por aportes a la seguridad social en salud y pensiones.

En subsidio, solicitó el pago de varias acreencias laborales entre ellas, cesantías, intereses a las mismas de acuerdo con el artículo 62 de la convención colectiva, indemnización del ordinal 3° del artículo 99 de la Ley 50 de 1990, prima de servicios según el artículo 50 convencional, prima de Navidad, vacaciones, prima de vacaciones, indemnización por terminación unilateral del contrato conforme al artículo 5° de la convención colectiva, dotaciones no suministradas durante la relación laboral, indemnización moratoria, devolución de descuentos efectuaos por retención en la fuente y por aportes a la seguridad social en salud y pensiones, prima de antigüedad y demás beneficios convencionales…


 

Status: