Reuniones o asambleas extraordinarias – Actualidad comercial.

Ver más en Forvm Académico

¿Cuándo se puede pedir a la Supersociedades que convoque a reuniones o asambleas extraordinarias?

TEMA : Reuniones o asambleas extraordinarias, competencia de la supersociedades para convocar a reuniones o asambleas extraordinarias.

1¿De acuerdo a la legislación comercial, cada cuanto deben reunirse los socios ?

“Los socios de toda compañía, se reunirán en junta de socios o asamblea general de ordinaria, una vez al año, y de forma extraordinaria cuando sean convocados conforme al artículo 181 del Código de Comercio. Esta citación debe hacerse a los asociados, para que se reúnan en una fecha, hora y lugar determinados para integrar la asamblea o junta de socios, conforme los estatutos y la ley.”

2.¿Qué dispone el artículo 181 del Código de Comercio respecto de las convocatorias a a reuniones extraordinarias?

“ARTÍCULO 181. . Los socios de toda compañía se reunirán en junta de socios o asamblea general ordinaria una vez al año, por lo menos, en la época fijada en los estatutos.

Se reunirán también en forma extraordinaria cuando sean convocados por los administradores, por el revisor fiscal o por la entidad oficial que ejerza control permanente sobre la sociedad, en su caso.”

3.¿Pueden los socios convocar directamente a reuniones extraordinarias?

“Por regla general, los socios no pueden convocar directamente, salvo que se trate de lo previsto para decidir sobre la acción social de responsabilidad de que trata el artículo 25 de la Ley 222 de 1995, sino que tal convocatoria recae sobre el representante legal de la sociedad.”

4.¿Esta permitida la convocatoria a reuniones extraordinarias por parte de los socios de una S.A.S.?

En el caso de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) los accionistas sí pueden convocar directamente si los estatutos lo contemplaren.

5.¿Quiénes están facultados para convocar a reuniones extraordinaria?

“Ahora bien, dado el marco del tipo de reuniones del máximo órgano social esbozado, también se reunirán los asociados en forma extraordinaria cuando sean convocados por: (i) Los administradores, el representante legal, el liquidador, el factor, los miembros de juntas o consejos directivos y quienes señalen los estatutos. (ii) El revisor fiscal. (iii) La entidad que ejerza el control permanente sobre la sociedad y (iv) Por la Superintendencia de Sociedades de conformidad con lo previsto en el artículo 423 del Código de Comercio”

6.¿Puede la Superintendencia de sociedades convocar a este tipo de reunioes?

“En torno de las sociedades Inspeccionadas, esta Superintendencia, ejerce esta atribución, de oficio a petición de parte cuando quiera que la petición reúna los presupuestos del artículo 152 del Decreto 019 de 2012[3], lo cual conlleva la posibilidad de convocar de manera ordinaria o extraordinaria al máximo órgano social dado que se han cumplido los presupuesto de ley para dar curso a las medidas administrativas propias del caso.”

Fuente

Oficio Nº 220-192372 de 03-12-2014. Superintendencia de Sociedades.

Concordancias

Legislación

Código de Comercio, artículo 181, 423

Decreto N° 0019 de 2012. Presidencia de la República.

Ley N° 222 de 20-12-1995. Congreso de la República.

Jurisprudencia

N/A

Doctrina

Asambleas no presenciales.

Reuniones no presenciales.



Contenido de la Fuente

Oficio Nº 220-192372
03-12-2014
Superintendencia de Sociedades

Ref: Radicación 2014-01-474176 22/10/2014 –

REUNIONES EXTRAORDINARIAS. ART. 423 DEL CODIGO DE COMERCIO

Me refiero a su escrito radicado en esta entidad con el número citado en la referencia, mediante el cual solicita a este despacho le sea absuelto los siguientes interrogantes:

“Cordialmente solicito toda la información (forma de hacer la solicitud al Superintendente, procedimiento y tiempo en que se dará respuesta), sobre el artículo 423 del Código de Comercio, en que el Superintendente puede ordenar o hacer la convocatoria a la asamblea extraordinaria, cuando se requiere o por solicitud de número plural de accionistas.

“En este sentido le solicitamos que por favor nos indique el procedimiento y las facultades del Superintendente de acuerdo a este artículo (423 Código de Comercio).”

En primer lugar es necesario advertir en que si bien este Despacho con fundamento en el artículo 28 del nuevo C.C.A., emite los conceptos de carácter general a que haya lugar con motivo de las consultas que le son formuladas sobre las materias de su competencia, sus respuestas no están dirigidas a resolver situaciones particulares y concretas, en tanto se trata de una labor eminentemente pedagógica que busca ilustrar a los particulares sobre los temas su competencia, lo que explica que las mismas no tengan carácter vinculante ni comprometen su responsabilidad.

Sobre los cuestionamientos planteados en la consulta, este despacho se permite precisar lo siguiente.

Los socios de toda compañía, se reunirán en junta de socios o asamblea general de ordinaria, una vez al año, y de forma extraordinaria cuando sean convocados conforme al artículo 181 del Código de Comercio[1]. Esta citación debe hacerse a los asociados, para que se reúnan en una fecha, hora y lugar determinados para integrar la asamblea o junta de socios, conforme los estatutos y la ley.

Por regla general, los socios no pueden convocar directamente, salvo que se trate de lo previsto para decidir sobre la acción social de responsabilidad de que trata el artículo 25 de la Ley 222 de 1995, sino que tal convocatoria recae sobre el representante legal de la sociedad.

En el caso de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) los accionistas sí pueden convocar directamente si los estatutos lo contemplaren.

Ahora bien, dado el marco del tipo de reuniones del máximo órgano social esbozado, también se reunirán los asociados en forma extraordinaria cuando sean convocados por: (i) Los administradores, el representante legal, el liquidador, el factor, los miembros de juntas o consejos directivos y quienes señalen los estatutos. (ii) El revisor fiscal. (iii) La entidad que ejerza el control permanente sobre la sociedad y (iv) Por la Superintendencia de Sociedades de conformidad con lo previsto en el artículo 423 del Código de Comercio[2].

Desde el contexto de numeral (iv) anotado, incumbe a esta Superintendencia conforme a sus atribuciones de Inspección, Vigilancia y Control, convocar al máximo órgano social a reuniones ordinarias y extraordinarias, respecto de las sociedades que se encuentren dentro de cada uno de ese marco de atribuciones.

En torno de las sociedades Inspeccionadas, esta Superintendencia, ejerce esta atribución, de oficio a petición de parte cuando quiera que la petición reúna los presupuestos del artículo 152 del Decreto 019 de 2012[3], lo cual conlleva la posibilidad de convocar de manera ordinaria o extraordinaria al máximo órgano social dado que se han cumplido los presupuesto de ley para dar curso a las medidas administrativas propias del caso.

Por su parte, desde el contexto normativo de la facultad de Vigilancia de las sociedades sujetas a este grado de atribución, esta Superintendencia tiene la facultad de convocar a reuniones extraordinarias del máximo órgano social en los casos previstos en la ley, conforme a numeral 8° del artículo 84 de la Ley 222 de 1995[4].

Del análisis de dicho mandato, se puede advertir sin mayores esfuerzos como el Legislador establece una remisión normativa a lo que el ordenamiento societario general ha dispuesto como complemento sobre las Reuniones Extraordinarias a lo previsto en el artículo 423 del Código de Comercio, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 149 del Decreto 019 de 2012[5]. Es decir, el ejercicio de las atribuciones previstas en el artículo 423 Ejusdem, están dadas respecto de las sociedades sujetas al grado de Vigilancia, esto es, que los accionistas o socios de un ente societario en el grado en comento pueden hacer uso de tales alternativas o prerrogativas reseñadas en el mandato en comento frente a esta Superintendencia[6] sin estar supeditados a los prerrequisitos del artículo 152 del decreto 019 de 2012.

Lo anterior, es básico precisarlo, en la medida en que directamente los socios o accionistas o administradores de una sociedad Inspeccionada no pueden solicitar o acceder a estas precisas alternativas de convocatoria a reuniones extraordinarias del máximo órgano social por parte de esta Entidad, sin que previamente cumplan con los presupuestos previstos en el artículo 152 de Decreto 019 de 2012.

Abundando en razones, acerca la forma y soportes de la petición en relación con el tema en particular, este Despacho se permite citar el Oficio 220-072425 del 29 de agosto de 2012, en el que se precisó lo siguiente:

“ASUNTO: Medidas administrativas- facultad de convocar del Superintendente de Sociedades.

“Me refiero a su comunicación radicada con el número 2012-01-195409, mediante la cual consulta qué proceso se debe seguir o qué debe contener la solicitud para que la Superintendencia convoque a una reunión de Asamblea según lo establecido en el artículo 87 de la Ley 222 o el artículo 423 del Código de Comercio.

“Al respecto, me permito informarle que el artículo 87 de la Ley 222 de 1995, fue modificado por el Decreto 19 de 2012, en el que se estableció lo siguiente:

“Cualquier sociedad no sometida a la vigilancia de la Superintendencia Financiera, uno o más asociados representantes de no menos del diez por ciento del capital social o alguno de sus administradores, siempre que se trate de sociedades, empresas unipersonales o sucursales de sociedades extranjera que a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior registren activos iguales o superiores a cinco mil (5.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes o ingresos iguales o superiores a tres mil (3.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes, podrán solicitar a la Superintendencia de Sociedades la adopción de las siguientes medidas: (…)

“1.- La convocatoria de la Asamblea o Junta de Socios, cuando quiera que estas no se hayan reunido en las oportunidades previstas en los estatutos o en la ley. Para tal fin, el escrito correspondiente, deberá adjuntarse una certificación del revisor fiscal que indique ese hecho ….”

“De la norma legal anteriormente transcrita se desprende que además de las pruebas que confirman las aseveraciones formuladas en la solicitud, se deben anexar las siguientes:

“1. La prueba de los ingresos y activos de la compañía, la que a juicio de esta oficina, debe acreditarse mediante certificación expedida por gerente y el revisor fiscal o de un Contador Público independiente, quienes deberán hacer constar que a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior, la sociedad registraba activos iguales o superiores a cinco mil (5.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes, o ingresos iguales o superiores a tres mil (3.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“En el evento en que no pueda acceder a esta información así deberá informarlo en la solicitud.

“2. La prueba de la condición de socio con un diez por ciento del capital social, con certificado de existencia y representación legal expedido por la Cámara de Comercio y/o con una certificación del gerente, revisor fiscal o contador de la sociedad en que se exprese la composición del capital social. El carácter de administrador, con el certificado de existencia y representación legal expedido por la Cámara de Comercio.
“3. Anexar un certificado del revisor fiscal en el que se indique el hecho de que la asamblea o junta de socios no se ha reunido en las oportunidades previstas por la ley o los estatutos.

“De otra parte, en lo que corresponde a la facultad conferida al superintendente por el artículo 423, el texto de la referida disposición prevé lo siguiente:

“Las reuniones extraordinarias de la asamblea se efectuarán cuando lo exijan las necesidades imprevistas o urgentes de la compañía, por convocación de la junta directiva, del representante legal o del revisor fiscal. El superintendente podrá ordenar la convocatoria de la asamblea a reuniones extraordinarias o hacerla, directamente, en los siguientes casos:

“1° Cuando no se hubiere reunido en las oportunidades señaladas por la ley o por los estatutos;
“2° Cuando se hubieren cometido irregularidades graves en la administración que deban ser conocidos o subsanados por la asamblea, y
“3° Por solicitud del número plural de accionistas determinado en los estatutos y, a falta de esta fijación, por el que represente no menos de la quinta parte de las acciones suscritas.

“La orden de convocar la asamblea será cumplida por el representante legal o por el revisor fiscal.

“De la norma anterior se desprende que es deber de los interesados demostrar que se configuran cualquiera de los presupuestos previstos en los numerales 1°, 2° y 3°, que se trate de temas propios de una reunión extraordinaria, es decir, que correspondan a temas urgentes e imprevistos de la compañía.

“Así mismo, debe recordar que le asiste la facultad de entablar acciones de responsabilidad contra los administradores que omitan el cumplimiento de sus funciones, haciendo uso de la acción judicial ante la Superintendencia de Sociedades y en los términos del Código General del Proceso.”

Finalmente, en cuanto a los requisitos de la solicitud de convocatoria a reuniones extraordinarias del máximo órgano social, deberá acreditar en cada caso los presupuestos señalados por el artículo 423 del Código de Comercio, en concordancia con lo previsto en el artículo 152 del Decreto 019 de 2012, y normas pertinentes del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, relativo a la forma de presentación de las peticiones, teniendo en cuenta por supuesto el grado de atribución que ejerce esta Entidad sobre la sociedad, para así proceder sin temor al rechazo de la petición por improcedente.

En los anteriores términos se han atendido sus inquietudes no sin antes manifestarle que el presente oficio tiene los alcances del artículo 28 del Código de Procedimiento y de lo Contencioso Administrativo

Status:

Publicaciones similares