Restricciones y recomendaciones laborales.

Le explicamos el alcance de las restricciones médicas, frente a la estabilidad laboral reforzada.

Tema: Derecho laboral individual.


Las restricciones y recomendaciones médico laborales, pueden generar un estado de estabilidad laboral reforzada a favor del trabajador, lo cual puede tener implicaciones en la terminación de la relación laboral
Para el presente análisis, es preciso iniciar tratando el tema de las recomendaciones o restricciones laborales que realizan los médicos especialistas en medicina laboral, realizadas tras evaluar el estado de los trabajadores mediante un examen médico ocupacional y encontrar un riesgo para su salud.

La resolución 2346 de 2007 del entonces Ministerio de Protección Social definía en su artículo2o el examen médico ocupacional como el acto médico mediante el cual se interroga y examina a un trabajador, con el fin de monitorear la exposición a factores de riesgo y determinar la existencia de consecuencias en la persona por dicha exposición…

El precitado examen generalmente se realiza al ingreso o egreso de una determinada labor, pero también puede corresponder a una evaluación periódica o luego de sufrir una incapacidad, culminando con un diagnóstico y unas recomendaciones o restricciones laborales, que pueden ir desde evitar la exposición a algunos ambientes, propender por cambios posicionales durante la jornada laboral o evitar ciertas actividades, hasta solicitar el cambio de labores o su reubicación, estando las recomendaciones sujetas al criterio profesional de quien realiza el examen y siempre dirigidas a mantener la salud del trabajador.

En todo caso, la obligación para el empleador de dar cumplimiento a las recomendaciones deriva del deber que tiene de proteger la salud de sus trabajadores con ocasión de sus ocupaciones laborales. Es así, por ejemplo, como la Ley 9ª de 1979 dispone en su artículo 81que la salud de los trabajadores es una condición indispensable para el desarrollo socio-económico del país; su preservación y conservación son actividades de interés social y sanitario en las que participan el Gobierno y los particulares. Así mismo, el Decreto Ley 1295 de 1994 define en su artículo 21 entre las obligaciones del empleador, la de procurar el cuidado integral de la salud de los trabajadores y de los ambientes de trabajo.
En este orden de ideas, el ICBF debe dar cumplimiento a las recomendaciones y restricciones médico laborales, siempre tendiendo a garantizar la salud de sus funcionarios y tendiendo hacia su recuperación.

Expedición de las recomendaciones médicas laborales

Si bien los empleadores, ya sean privados o públicos, deben dar cumplimiento a las recomendaciones médicas laborales, es importante tener en cuenta que las mismas no pueden ser expedidas por cualquier médico.
En efecto, el artículo 9o de Resolución 2346 de 2007 del Ministerio de Protección Social establece que las evaluaciones médicas ocupacionales deben ser realizadas por médicos especialistas en medicina del trabajo o salud ocupacional, con licencia vigente en salud ocupacional, siguiendo los criterios definidos en el programa de salud ocupacional, los sistemas de vigilancia epidemiológica o los sistemas de gestión, así como los parámetros que se determinan en la presente resolución.

La obligatoriedad de las recomendaciones y restricciones no se encuentra ligada a que sean expedidas por medicina laboral de la EPS o de la ARL o si se realizaron con ocasión de los exámenes programados por medicina ocupacional de la Entidad; no obstante, dependiendo del origen de la situación que ocasiona su expedición, sería necesario realizar la correspondiente remisión, es decir, si el origen es común, debe conocerlo medicina laboral de la EPS, y si es laboral, medicina laboral de la ARL, por cuanto etas serán las encargadas de propender a la rehabilitación del trabajador o tomar las medidas en caso de que se trate de una situación permanente.
En todo caso, el concepto médico laboral debe ser expedido por un médico especialista en medicina del trabajo o salud ocupacional.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

— Los empleadores están obligados a acatar las recomendaciones y restricciones médicas laborales que se realicen respecto de sus trabajadores para preservar su salud, incluyendo aquellas que impliquen la reducción de la jornada laboral durante su periodo de vigencia.
— Las recomendaciones y restricciones laborales solo pueden ser emitidas por médicos especialistas en medicina del trabajo o salud ocupacional, con licencia vigente en salud ocupacional, salvo las excepciones de los departamentos que no cuentan con especialistas en estas áreas y que certifiquen las autoridades.
— Cuando en las evaluaciones médicas a cargo del empleador se identifique la existencia de factores que impliquen tomar unas recomendaciones o restricciones laborales, se debe realizar la remisión a la EPS para que se determine su origen.
— Durante el periodo de vigencia de la recomendación médica laboral de la reducción de la jornada de trabajo, el trabajador no debe ver afectada su remuneración.
— Se recomienda a la Dirección de Gestión Humana efectuar un estudio particular de cada una de las solicitudes de este tipo teniendo en cuenta el origen de la limitación, la vigencia de la recomendación y el número de horas por reducir, toda vez que las acciones adicionales varían dependiendo de cada situación.
— Se recomienda igualmente a la Dirección de Gestión Humana que imparta las directrices e instrucciones a nivel regional para el manejo de estas situaciones.



 

Status: