¿Qué es un perpetrador?

¿Quiénes son perpetradores?

Tema: Fraude Corporativo.


Las capacidades de un defraudador

juegan un rol altamente importante en la comisión de un fraude en la organización. Las habilidades, destrezas, capacidades y conocimiento permiten que los tres factores del triángulo del fraude (Presión, oportunidad y racionalización) se conjuguen perfectamente. Si un perpetrador no posee las condiciones intelectuales para cometer el fraude teniendo los tres factores plenamente identificados, muy posiblemente no podrá defraudar a la empresa. Es por ello que el factor humano y su administración deben estar alineados en cuanto a los procesos, procedimientos y políticas antifraude creadas para proteger la empresa. Hoy en día, los departamentos de recursos humanos, talento humano o adquisición de capital humano deben ir más allá de la capacidad de encontrar el candidato ideal para desarrollar determinada labor. Ellos están la obligación de encontrar el candidato que cumpla con las políticas antifraude y se ajuste al nivel de riesgo de la compañía.
• Cargos con autoridad y alta responsabilidad dentro de la organización
• Conocimiento financiero y contable
• Conocimiento y acceso a los sistemas de información
• Conocimiento sobre el control interno, auditoria y sus debilidades
• Egocentrismo y alta confianza en sí mismo
• Capacidad para lidiar con alto stress
• Capacidad de influenciar en los demás
• Falso servilismo
• Liderazgo negativo
• Tecnocracia

PROPENSIÓN AL FRAUDE. Como hemos venido tratando, la comisión de un fraude está compuesta por la oportunidad, presión y la racionalización, las cuales unidas al conocimiento crean el escenario perfecto. Sin embargo, los fraudes son cometidos por personas, los cuales están empleados en todos los niveles que pueden estar o no asociados con terceros para defraudar la organización. De ahí, que más allá de proteger se debe investigar y conocer quién está detrás del escritorio, del computador o el mostrador, en conclusión quien es el empleado. La comisión del fraude esta indirectamente relacionado con el nivel ético y moral del individuo. La educación en valores es el pilar fundamental para determinar qué clase de persona está laborando en la compañía o desea pertenecer a ella. Según Ben Sherwood, el 10% de la población está plenamente convencido, seguro y con una actitud férrea sobre nunca involucrarse en actividades ilegales o conductas fraudulentas y no tomaría ventaja sobre cualquier oportunidad que aparezca en sus vidas. El 80% de la población puede involucrarse en conductas criminales o fraudulentas a pesar de tener y conocer sobre valores, ética y moral; dado que depende de las circunstancias. Es decir, el 80% de la población tiene claro que no se deben involucrar en una actividad delincuencial, pero en el caso de tener una tragedia familiar o quiebra económica, ellos no están seguros como responder ante una oportunidad que les alivie sus penas aun sabiendo que es ilegal. El 10% restante corresponde al grupo de personas que no les interesa la legalidad, siempre están buscando la oportunidad, carecen de valores, ética y moral, no se conmueven por los daños que causan y generalmente viven en resentimiento social y laboral. ¿En cuál de los tres grupos presentados está Usted ubicado?

¿Porque hay perpetradores? Los perpetradores se hacen y crecen bajo diversas circunstancias sociales. Existen perpetradores porque algunos hacen parte del 10% de la población que fue educada para sacar provecho de cualquier situación sin importar los impactos que genere en otras personas. En este caso la carencia de valores socialmente compartidos, ética y moral conlleva a que la propia satisfacción y bienestar personal esté por encima de los demás. Otros defraudadores actúan bajo ciertas circunstancias de presión y reaccionan de acuerdo a sus instintos. Ellos a pesar de tener una educación en valores sociales, son responsable de sus comportamiento siempre y cuando sus estados de bienestar no se han afectados. Es decir, estas personas hacer parte del 80% de la sociedad que tiene claro no hacer dañó ni cometer un delito, pero en caso de sufrir una tragedia, tales valores no tienen peso. Así las cosas y de acuerdo al esquema de propensión al fraude, 90% de la población puede cometer un delito, ser un perpetrador y tener comportamientos que desencadenan situaciones de fraude.

¿Quién es un perpetrador? De acuerdo con B.F, Skinner, quien fue uno de los científicos sociales del sigo XX, el comportamiento humano debería ser estudiado más desde la óptica científica y menos desde lo social o moral. Las acciones de las personas pueden ser redireccionadas de acuerdo a una situación específica. Un comportamiento criminal podría ser modificado por medio de una acción productiva y positiva que facilite el aprendizaje de nuevos valores o el reforzamiento de los actuales. En todo caso, un ambiente familiar, laboral y social que promueva e incentive los valores, la ética y la moral es la mejor manera o camino para asegurar que las personas no crucen la fina línea entre el error y el crimen.

Un defraudador reúne ciertas características que conllevan a la presunción de un comportamiento delincuencial. De ahí que el conocimiento de la persona en los aspectos de su vida personal y laboral cobran mucha importancia, teniendo en cuenta que no se debe transgredir ni vulnerar los derechos fundamentales y civiles. Éstas son algunas de las banderas rojas o situaciones comunes en el perfil de un perpetrador:

 Escasos de ética y moral
 Problemas emocionales
 Carrera profesional interrumpida
 Vida personal segmentada
 Excesos en su comportamiento
 Adicciones a sustancias sicoactivas y licor
 Adicciones al juego y apuestas
 Incremento patrimonial injustificado
 Dificultades en su vida personal
 Pérdidas de seres queridos
 Problemas económicos
 Enfermedades catastróficas familiares o propias

En todo caso, no se puede prever todas las circunstancias futuras, como tampoco se pueden adecuar las futuras conductas o comportamientos, dado que no siempre habrá incertidumbre acerca del futuro, por lo tanto lo más recomendable es crear los procesos, procedimientos y políticas que permitan la creación de un ambiente laboral libre de riesgo de fraude y promueva el buen comportamiento, es decir, un ambiente de autocontrol.



 

Status: