Mecanismo de protección al cesante en el Decreto 1072 de 2015.

El Decreto Único Reglamentario recopila algunos de los mecanismos de protección al cesante.

Tema: Fondo para apoyar al empleo y para la protección al desempleado.


EL Decreto Único Reglamentario del Sector Trabajo, contempla dentro de sus recopilaciones lo referente a la reglamentación del mecanismo de protección al cesante creado por la Ley 1636 de 2013, específicamente en los componentes relacionados con el servicio público de empleo, la capacitación para la inserción laboral y el reconocimiento de las prestaciones económicas de seguridad social.
El Decreto en estudio contempla la asignación de subsidios al desempleo indicando que a partir del 27 de septiembre de 2013, las cajas de compensación familiar no podían asignar nuevos subsidios al desempleo ni microcréditos con cargo a los recursos señalados en el artículo 6º de la Ley 789 de 2002, la cual afirma que:
“Artículo 6°.. Las Cajas de Compensación Familiar administrarán en forma individual y directa o asociada con otra u otras Cajas un fondo para apoyar al empleo y para la protección al desempleado…”.
“Los beneficiarios del subsidio al desempleo que se encuentren activos al 27 de septiembre de 2013, seguirán recibiendo el subsidio en los términos y condiciones previstos en la Ley 789 de 2002, hasta la terminación o pérdida del beneficio.”
Uno de los mecanismos que se tiene para el cesante es el servicio público de empleo el cual “tiene por función esencial lograr la mejor organización posible del mercado de trabajo, para lo cual ayudará a los trabajadores a encontrar un empleo conveniente, y a los empleadores a contratar trabajadores apropiados a sus necesidades.”
El servicio público de empleo podrá ser prestado por personas jurídicas de derecho público o privado, en condiciones de libre competencia y mediante el uso de mecanismos e instrumentos tecnológicos que permitan eficiencia, coordinación y transparencia.
El servicio público de empleo se prestará con sujeción a los siguientes principios:
“1. Eficiencia. Es la mejor utilización de los recursos disponibles en el servicio público de empleo para la adecuada y oportuna prestación del servicio a trabajadores y empleadores;
2. Universalidad. Se garantiza a todas las personas la asequibilidad a los servicios y beneficios que ofrece el servicio público de empleo, independiente de la situación ocupacional del oferente y/o de la condición del empleador;
3. Igualdad. El servicio público de empleo se prestará en condiciones de igualdad, sin discriminación alguna por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica;
4. Libre escogencia. Se permitirá a trabajadores y empleadores la libre selección de prestadores dentro del servicio público de empleo, entre aquellos autorizados;
5. Integralidad. El servicio público de empleo deberá comprender la atención de las diversas necesidades de los trabajadores, que le permitan superar los obstáculos que le impiden su inserción en el mercado de trabajo;
6. Confiabilidad. El servicio se prestará con plenas garantías a trabajadores y empleadores acerca de la oportunidad, pertinencia y calidad de los procesos que lo integran;
7. Enfoque diferencial. La generación de política y prestación del servicio público de empleo, atenderá las características particulares de personas y grupos poblacionales en razón de su edad, género, orientación sexual, situación de discapacidad o vulnerabilidad;
8. Calidad. El servicio público de empleo se prestará de manera oportuna, personalizada, humanizada, integral y continua, de acuerdo con los estándares de calidad que determine la reglamentación que expida el Ministerio del Trabajo.”


Status: