Ley ProJoven: mecanismo de protección al cesante.

Le contamos el alcance del mecanismo de protección al cesante en la nueva ley de emprendimiento juvenil.

Tema: Derecho laboral individual.


Creación del Mecanismo de Protección al Cesante. Créase el Mecanismo de Protección al Cesante, el cual estará compuesto por:

5. Promoción del emprendimiento y desarrollo empresarial, como herramienta para impulsar y financiar nuevos emprendimientos, e iniciativas de autoempleo e innovación social para el emprendimiento, los cuales incluyen, entre otros, créditos y microcréditos, fondos de capital semilla para el desarrollo de negocios, desarrollo y/o apoyo a micro y pequeñas empresas, a través de la asistencia técnica empresarial, referente a la administración, gerencia, posicionamiento, mercadeo, innovación, gestión de cambio y articulación con el tejido empresarial.

Para el efecto se deberán aplicar metodologías probadas, directamente por la Caja de Compensación Familiar, o a través de alianzas con entidades expertas, que midan los resultados de su aplicación en términos de generación de empresas y/o desarrollo de las empresas apoyadas.

Parágrafo 1. Los recursos invertidos en la ejecución de programas de microcrédito bajo la vigencia de la Ley 789 de 2002, incorporados al Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante – FOSFEC de acuerdo con el numeral 2 del artículo 6 de la Ley 1636 de 2013, serán destinados como saldo inicial para el componente de promoción y fomento del emprendimiento del Mecanismo de Protección al Cesante y podrán ser utilizados para los fines previstos en este artículo, conforme a la reglamentación que para el efecto expida el Ministerio de Trabajo, dentro de los seis (6) meses siguientes a la expedición de la presente Ley.

Parágrafo 2. Las Cajas de Compensación Familiar, deberán seguir principios de asociación, eficiencia, idoneidad y economía de escala, en la selección de aliados para operar los temas de los que trata este artículo, bien sean entidades financieras vigiladas por la Superintendencia Financiera, otras Cajas de Compensación Familiar u otras entidades, de acuerdo con los lineamientos que para el efecto expida el Ministerio del Trabajo.

Parágrafo 3. Los recursos destinados para financiar nuevos emprendimientos, e iniciativas de autoempleo e innovación social para el emprendimiento se regirán por el derecho privado y la decisión de financiación estará a cargo del consejo directivo de la Caja de Compensación Familiar respectiva.

El Mecanismo de Protección al Cesante (MPC) ha beneficiado a 24.000 colombianos a través de las 43 cajas de compensación que funcionan en el país, según datos del Ministerio de Trabajo.

El MPC, también conocido como seguro al desempleo, es un sistema integral de protección que mitiga los efectos negativos de esta situación e impulsa la reinserción laboral a los cesantes.

Con el mecanismo que se aplica a través de las cajas de compensación familiar los desempleados pueden acceder a salud, cotizar pensión y recibir el pago de la cuota o subsidio monetario por un término de seis meses.

En la Costa Caribe la ciudad con mayores beneficiarios es Cartagena con 1.500 personas, pero el mayor volumen está Bogotá, debido al tamaño de su mercado laboral.

Otras ciudades como Cali tienen cerca de 3.500 beneficiarios respondiendo a tasas de desempleo del orden del 13,2%, que han venido disminuyendo.

Cómo opera. Con la entrada en vigencia del MPC, ahora perder el empleo no significa quedar desprotegido. Un trabajador debe analizar sus antecedentes laborales para verificar si puede ser beneficiario. Adicionalmente los centros de la Red del Servicio Público de Empleo ofrecen la posibilidad de ingresar nuevamente al mercado laboral.

En el servicio no solamente son recibidas las hojas de vida, sino que ofrece opciones de capacitación y certificación en competencias laborales según el perfil de cada trabajador.

El nuevo programa que fue creado por la Ley 1636 de 2013 y reglamentado por el Decreto 2852 de 2013, comenzó a operar en febrero de este año.

Actualmente en las agencias de gestión y colación del Servicio Público de Empleo hay 1,5 millones de hojas de vida y 84.054 vacantes registradas.

Las cifras. Los beneficios del Seguro al Desempleo se cubren con cargo al Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección al Cesante (Fosfec). El pago en salud y pensión promedio que recibe la persona que ha perdido su trabajo es de $175.560.

Por cada persona que recibe el subsidio el Estado debe poner $175.560; de los cuales $77.000 corresponden al pago de salud $98.560 por pensiones.

Además, los cesantes que en su trabajo tenían derecho a cuota monetaria la continúan percibiendo con un valor que equivale a unos $21.000 mensuales por cada hijo.

El promedio mensual de solicitudes que recibe el sistema nacional varía entre 5 mil y 8 mil.

Ahorro de cesantías. El trabajador también puede acceder a un beneficio económico si ha realizado un ahorro voluntario de sus cesantías.

El mínimo del ahorro es del 10% del promedio del sueldo mensual durante el último año, para los que devengan hasta dos salarios mínimos mensuales; y un mínimo del 25% para los que devengan más de dos salarios mínimos mensuales.
A estos trabajadores el Gobierno le entrega una contraparte igual al porcentaje ahorrado para que en caso de que pierdan su empleo cuenten con un soporte económico para el periodo cesante.

Protección integral. El MPC ofrece una solución integral para los desempleados. El mecanismo de protección al cesante va más allá al cubrir la seguridad social por seis meses.

Indica que el trabajo de los centros de empleo es muy importante ya que ayudan al desempleado a reinsertarse en el mercado laboral y para ello le brindan capacitación y asesoría de acuerdo al perfil profesional.

Los requisitos

Que la situación laboral haya terminado por cualquier causa o, en el caso de ser independiente, el contrato haya cumplido con el plazo pactado y no cuente con ningún otro o no tenga ninguna fuente de ingresos.

Que haya realizado aportes un año continuo o discontinuo a una Caja de Compensación Familiar durante los últimos tres (3) años para dependientes y dos años continuos o discontinuos en los últimos tres (3) años para independientes.

El trabajador debe inscribirse en cualquiera de los servicios de empleos autorizados, pertenecientes a la Red de Servicios de Empleo.

Estar inscrito en programas de capacitación en los términos dispuestos por la reglamentación que expida el Gobierno Nacional.



 

Status: