Ley Número 78 de 23-12-1935. Congreso de la República.

Ley Número 78 de 23-12-1935. Congreso de la República.

Fecha:
Diario Oficial:Edición 32.087 de 23-11-23 de 1966.
Entidad de Origen: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.
N° de Oficio:
Tema:

Fuente

Ley Número 78 de 23-12-1935. Congreso de la República.

Concordancias

Legislación

Ley Número 63 de 20-03-1936. Congreso de la República.

Ley Número 63 de 20-03-1936. Congreso de la República.

Ley Número 81 de 22-12-1960. Congreso de la República.

Ley Número 78 de 22-12-1930. Congreso de la República.

Ley Número 81 de 20-07-1931. Congreso de la República.

Decreto Ley número 92 de 1932

Ley 53 de 1921

Ley 128 de 1931

Jurisprudencia

N/A

Doctrina

N/A



|DIARIO OFICIAL. AÑO LXXII. N. 23075. 3, ENERO, 1936. PAG. 16
LEY 78 DE 1935
(diciembre 23)
por la cual se reforman las disposiciones vigentes del impuesto sobre la renta,
se aumenta la tarifa, se establecen unos impuestos adicionales y se suprimen
otros.
El Congreso de Colombia
DECRETA:
ARTICULO 1º. El artículo 1º de la Ley 81 de 1931 quedará así:
1º» La renta líquida es la renta bruta del contribuyente, menos las deducciones
concedidas por esta ley.
«La renta bruta comprende ganancias, beneficios y rentas provenientes de
salarios, jornales o compensaciones por servicios personales de cualquier
clase y pagados en cualquier forma, o de profesiones, oficios, ocupaciones,
negocios, comercio, o de ventas o transacciones sobre propiedades raíces o
muebles, así como también de intereses, arrendamientos, dividendos,
seguridades u operaciones de cualquier clase de negocios, llevados a cabo con
miras de lucro, y las rentas provenientes de cualesquiera fuentes, con inclusión
de ganancias, beneficios o rentas que provengan de capitales que hayan
ingresado al patrimonio del contribuyente a título de donaciones, herencias,
legados, fideicomisos, loterías o rifas, ya sea que se hayan recibido cuotas
distribuidas o por distribuir. El monto de tales cantidades será incluido en la
renta bruta correspondiente al año gravable en que sean recibidas por el
contribuyente.»
«2º La ganancia obtenida o la pérdida sufrida por una persona o entidad, que
directamente o por conducto de un comisionista, venda, cambie o de otra
manera disponga de propiedades muebles o inmuebles, por valor mayor o
menor del de costo de la propiedad de que se dispone, será considerada para
los efectos de esta ley, como aumento o pérdida de capital, según el caso, y no
como aumento o pérdida de renta. Pero las ganancias obtenidas y las pérdidas
sufridas en las operaciones que se acaban de mencionar, serán consideradas
como rentas sujetas al impuesto o como pérdidas deducibles de la renta bruta,
cuando tales operaciones se lleven a efecto en propio nombre por una persona
o entidad que tenga el negocio de comprar, vender, cambiar o disponer de otra
manera de tales propiedades. Es entendido que las utilidades obtenidas por los
comisionistas que negocian por cuenta ajena en la compra, venta, cambio o
disposición de otra manera de bienes muebles o inmuebles, serán en todo caso
consideradas como renta gravable.
«3º. Las siguientes rentas no se considerarán, de acuerdo con ésta ley, sujetas
a gravamen:
«a) Los intereses recibidos por depósitos en caja de ahorros, cuando tales
depósitos no excedan de tres mil pesos ($ 3.000); si excedieren, pagarán por el
excedente;
«b). Los intereses recibidos sobre bonos externos y otros títulos de deuda
externa de la República de Colombia, de los Departamentos, de los Municipios
o de otras entidades gubernamentales del país;
«c) Los interese recibidos sobre los bonos o cédulas hipotecarias externas, de
cualquier banco hipotecario colombiano; y
«d). Los intereses recibidos sobre los bonos o cédulas hipotecarias internas,
emitidos por el Banco Agrícola Hipotecario.
«4º. Los intereses sobre las cédulas que emita el Banco Central Hipotecario, de
una tasa no mayor del 6 por 100 anual, quedarán exentos de todos los
impuestos a que esta Ley se refiere.»
ARTICULO 2º. El artículo 2º de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«Al computar la renta líquida se harán las siguientes deducciones de la renta
bruta:
» 1. Las expensas ordinarias causadas y pagadas durante él año gravable en el
manejo de cualquier comercio o negocio cuya renta sea gravable de acuerdo
con esta ley, con inclusión de una cantidad razonable por salarios u otra
compensación de servicios personales realmente prestados, y con inclusión
también de arrendamientos u otros pagos que se hayan hecho como condición
para continuar en el uso o goce para los fines del comercio, negocio, profesión
o industria, de propiedades sobre las cuales el contribuyente no tiene o no está
en vía de tener título de propiedad en todo o en parte.
«No se hará deducción por pago o pagos de intereses, arrendamientos,
privilegios, salarios, jornales y otras compensaciones por servicios personales,
cuando tales pago o pagos se hagan a cualquiera persona, natural o jurídica,
domiciliada en Colombia, o que no siendo domiciliada en el país, tenga un
agente o representante en él, si tales pago o pagos ascienden a cien pesos o
más, en favor de una persona cualquiera durante el año gravable, a menos que
el contribuyente o fideicomisario presente, con su informe, otro que contenga el
nombre y dirección de quienes hayan recibido el pago o pagos, y la suma o
sumas pagadas. Pero no se concederá ninguna deducción por pago o pagos
de intereses, arrendamientos, privilegios, salarios, jornales u otras
compensaciones por servicios personales, cuando tales pago o pagos se
hayan hecho a cualquiera persona natural o jurídica, no domiciliada en
Colombia, y que no tenga un agente o representante en el país, a menos que el
contribuyente o fideicomisario haya deducido, retenido y pagado al recaudador
el impuesto sobre dichos pago o pagos, tal como se establece en el artículo 7º»
«2º Los intereses causados y pagados durante el año gravable por deudas a
cargo del contribuyente, a excepción de los intereses sobre deudas que hayan
sido contraídas o renovadas para la adquisición de créditos activos, bonos,
cédulas, obligaciones o bienes de cualquier clase cuya renta está exenta del
impuesto. Esta deducción por intereses sólo tendrá lugar cuando el
contribuyente o fideicomisario presente, junto con su informe, una, relación que
demuestre el nombre y dirección del que recibió el pago y el monto de éste. No
se concederá deducción alguna por intereses pagados a personas naturales o
jurídicas gravables de acuerdo con esta ley, bien sea que estén domiciliadas en
Colombia o en el Exterior, sin que los impuestos sobre dichos pagos hayan
sido deducidos, retenidos y consignados al recaudador de acuerdo con los
artículos, 6º y 7º de ésta Ley.
«3º. Las personas o entidades que lleven libros de comercio en la forma y con
los requisitos exigidos por la ley, tendrán a que se les deduzcan de su renta
bruta, las expensas brutas o intereses de que tratan los dos numerales
anteriores, causados durante el año gravable, aunque tales gastos o expensas
no hayan sido pagados aún, siempre que, además de llenar las condiciones
expresadas en tales numerales, hayan sido acreditados en una cuenta especial
y en forma, que, cuando se haga el pago o pagos respectivos, se imputen a
dicha cuenta, y se evite el riesgo de una nueva deducción en el año en que
realicen tales pago o pagos.
«Para tener derecho a la deducción se requiere además, como requisito
indispensable, que el contribuyente que la solicite, manifieste que esta
dispuesto a permitir al respectivo administrador de Hacienda o al Jefe de
Rentas e Impuestos Nacionales, según el caso, el examen e inspección directa
de sus libros de comercio y archivo, a fin de que dichos empleados puedan
cerciorarse de que por haberse cumplido la condición requerida en esta
disposición, no habrá perjuicio para el Fisco al conceder la deducción.
«4º. Los impuestos distintos del de asignaciones y donaciones sobre la masa
global, hereditaria sobre la renta, sobre exceso de utilidades y sobre el
patrimonio; pagados durante el año gravable, establecidos por la Nación, por
los Departamentos y por los Municipios, u otras entidades políticas del país, sin
incluir los que se establezcan, para obras públicas locales o mejoras que
tiendan a aumentar el valor de la propiedad gravada.»
«5º. Deudas que manifiestamente no tengan valor y que se hayan descargado
durante el año gravable; siempre que el contribuyente permita la inspección de
sus libros para comprobar la efectividad y justificación del descargo. Cuando se
establezca que una deuda es cobrable sólo en parte, podrá aceptarse como
deducción la cantidad correspondiente a la parte no cobrable.
Esta deducción no podrá reconocerse a los contribuyentes que no lleven libros,
sino cuando se acompañe el comprobante de la cancelación de la deuda.
«6º. A solicitud del contribuyente, y a juicio del Jefe de Rentas e Impuestos
Nacionales, una cantidad, razonable como reserva para deudas que se
compruebe que son de dudoso o difícil cobro, y siempre que la mencionada
reserva se haya contabilizado en los libros del contribuyente.
«7º. Una razonable deducción por depreciación, causada por desgaste o rotura
de la propiedad usada en el comercio o negocio, siempre que la renta
producida por dicha propiedad deba incluirse en la renta bruta, según esta ley.
«8º. En el caso de minas, de pozos de petróleo y de gas, de otros depósitos
naturales y de bosques, podrá hacerse una deducción razonable por
depreciación dé mejoras, de acuerdo con las condiciones peculiares de cada
caso. También, exclusivamente, cuando se trate de minas, de pozos de
petróleo y de gas, de otros depósitos naturales y de bosques, podrá admitirse,
a juicio de los funcionarios de Hacienda, una deducción por agotamiento,
siempre que no exceda del cinco por ciento (5 por 100) de la renta líquida
obtenida por el contribuyente en el año gravable».
«9º. Un 20 por 100 del valor de lo pagado en el país por servicios profesionales
a médicos, abogados, ingenieros, dentistas, etc., siempre que el contribuyente
exprese el nombre y dirección de la persona o personas a quienes tales
servicios se hayan pagado, 1 y siempre que dichos profesionales residan en el
país.
10. Las cantidades invertidas por corporaciones, asociaciones o fundaciones
exclusivamente en el sostenimiento de instituciones de asistencia pública o
social, educación, organizaciones obreras, ligas cívicas y cámaras de
comercio. Para goza r de esta deducción es preciso acompañar a la
declaración de renta una atestación del Superintendente de Instituciones de
Utilidad Común, que compruebe la efectividad de la suma o sumas invertidas.»
ARTICULO 3º. En ningún caso serán deducibles de la renta bruta:
1º. Los gastos personales o de subsistencia del contribuyente y de su familia;
2º. Las cantidades pagadas por razón de edificaciones, refracciones o mejoras
permanentes, hechas para aumentar el valor de cualquiera propiedad o
sucesión;
3º. Las cantidades gastadas en reparar propiedades que han sufrido desgaste
o rotura, para las cuales se hace o se ha hecho alguna deducción; y
4º. Las depreciaciones por agotamiento de la propiedad inmueble usada en el
comercio o negocio.
ARTICULO 4º. El artículo 3º de la Ley de 1931, quedará así:
1º. Establécese un impuesto sobre la renta de toda persona natural o jurídica,
nacional o extranjera, domiciliada o nó en el país, y de toda comunidad de
bienes, sucesión o fideicomiso establecido conforme a las leyes de la
República, en los términos que más adelante se expresarán.
«2º. Para los efectos de esta ley, el domicilio se regirá por las siguientes
disposiciones:
» Son domiciliados:
«a) Los nacionales o extranjeros que residan en el país con ánimo real o
presunto de permanecer en él.
«Significan ánimo presunto de permanencia, y son, por tanto, prueba de
domicilio, estas circunstancias:
«La residencia voluntaria y continua en el territorio de la República por seis o
más meses del año gravable.
«La residencia sin limitación de tiempo en el año gravable, unida a la posesión
de una propiedad raíz.
«La residencia sin limitación de tiempo en el año gravable, unida al ejercicio del
comercio o de cualquiera otra industria.
«La residencia sin limitación de tiempo en el año gravable, acompañada del
hecho de abrir en el país, tienda, botica, fábrica, taller, posada, escuela u otro
establecimiento durable, para administrarlo en persona.
«Haber ejercido en Colombia algún cargo, empleo o destino público o privado
en cualquier espacio de tiempo del año gravable.
«Cualesquiera otras circunstancias análogas a las anteriores; y
«La conservación de la familia o el asiento principal de los negocios en
Colombia, aunque el contribuyente resida en el Exterior por largo tiempo,
voluntaria o forzadamente.
«Constituye ánimo expreso de residencia, la formal manifestación hecha por un
extranjero ante una autoridad política de la República, en presencia de dos
testigos, de tener intención de domiciliarse en Colombia.
«b) Las personas jurídicas nacionales o extranjeras, principales, sucursales o
afiliadas, que tengan su administración o dirección o una oficina de negocios en
la República de Colombia.
«3. Son no domiciliados: las personas naturales nacionales o extranjeras sin
residencia en el país, y las personas jurídicas sin domicilio en la República.
«Las personas naturales extranjeras, que estando en la República no tienen en
ella domicilio, son transeúntes y no están sujetas al impuesto sobre la renta.
«4º. Con las excepciones previstas, toda persona natural, nacional o extranjera,
domiciliada en Colombia, será gravada sobre su renta, cualquiera que sea el
origen de ella, ya sea obtenida dentro o fuera del país.
«5º Las personas naturales o jurídicas no domiciliadas, sólo serán gravadas
sobre la renta originada dentro del país.
«6º Todos los bienes en comunidad, sucesiones y fideicomisos serán gravados
sobre las rentas producidas por ellos, ya sea que se originen dentro o fuera del
país.
«7º. Con las limitaciones ya previstas, el impuesto establecido por este artículo
será tasado, exigido, recaudado y pagado anualmente sobre la renta Iíquida,
como se define en esta ley, correspondiente al año civil inmediatamente
anterior, inclusive el de 1935, y de acuerdo con la siguiente tarifa:
«1 por 100 de la renta líquida, en cuanto ésta exceda de las
exenciones establecidas por las leyes vigentes y
no pase de
$ 2,000
«11/2 por 100 en cuanto exceda de $ 2,000 y no pase de $ 3,000.
«2 por 100 en cuanto exceda de $ 3,000 y no pase de $ 4,000.
«2 por 100 en cuanto exceda de $ 4,000 y no pase de $ 5,000.
«3 por 100 en cuanto exceda de $ 5,000 y no pase de $ 6,000.
«31/2 por 100 en cuanto exceda da $ 6,000 y no pase de $ 7,000.
«33/4 por 100 en cuanto exceda de $ 7,000 y no pase de $8,000
«4 por 100 en cuanto exceda de $ 8,000 y no pase de $ 9,000.
«41/4 por 100 en cuanto exceda de $ 9,000 y no pase de $10,000.
«41/2 por 100 en cuanto exceda de $ 10,000 y no pase de 12,000.
«43/4 por 100 en cuarto exceda de $ 12,000 y no pase de 13,000.
«5 por 100 en cuanto exceda de $ 13,000 y no pase de $14,000
«51/4 por 100 en cuanto exceda de $ 14,000 y no pase de $15,000.
«51/2 por 100 en cuanto exceda de $ 15,000 y no pase de $16,000
«53/4 por 100 en cuanto exceda de $ 16,000 y no pase de $17,000
«6 por 100 en cuanto exceda de $ 17,000 y no pase de $18,000.
«61/4 por 100 en cuanto exceda de $ 18,000 y no pase de $19,000.
«61/2 por 100 en cuanto exceda de $ 19,000 y no pase de $20,000
«63/4 por 100 en cuanto excede de $ 20,000 y no pase de $21,000
«7 por 100 en cuanto exceda de $ 21,000 y no pase de $22,000
«71/4 por 100 en cuanto exceda de $ 22,000 y no pase de $24,000.
«71/2 por 100 en cuanto exceda de $ 24,000 y no pase de $26,000.
«73/4 por 100 en cuanto exceda de $ 26,000 y no pase de $28,000
«8 por 100 en cuanto exceda de $ 28,000 y no pase de $30,000.
«81/4 por 100 en cuanto exceda de $ 30,000 y no pase de $35,000.
«81/2 por 100 en cuanto exceda de $ 35,000 y no pase de $40,000
«9 por 100 en cuanto exceda de $ 40,000 y no pase de $50,0001.
«91/2 por 100 en cuanto exceda de $ 50,000 y no pase de $60,000.
«10 por 100 en cuanto exceda de $ 60,000 y no pase de $70,000
«101/2 por 100 en cuanto exceda de $ 70,000 y no pase de $80,000
«11 por 100 en cuanto exceda de $ 80,000 y no pase de $90,000.
«111/2 por 100 en cuanto exceda de $ 90,000 y no pase de $100,000
«12 por 100 en cuanto exceda de $ 100,000 y no pase de $150,000.
«121/2 por 100 en cuanto exceda de $ 150,000 y no pase de $ 200,000.
«13 por 100 en cuanto exceda de $ 200,000 y no pase de $300.000.
«13 por 100 en cuanto exceda de $ 200,000 y no pase de $ 300,000.
«14 por 100 en cuanto exceda de $ 3000.000 y no pase de $ 400,000.
«15 por 100 en cuanto exceda de $ 400,000 y no pase de $ 500,000.
«16 por 100 en cuanto exceda de $ 500,000 sin pasar de $ 600,000.
«17 por 100 en cuanto exceda de $ 600,000.»
8º. Los asignatarios de bienes destinados a fines especiales en virtud de
disposiciones testamentarias, adjudicados con el carácter de asignación modal,
mientras dure el ejercicio de su encargo testamentario, pagarán el impuesto
sobre la renta líquida de tales bienes a la tasa fijada en el inciso 7 de este
artículo y con exención inicial de seiscientos pesos ($ 600) sobre dicha renta
líquida, como lo establece el artículo 10 de esta ley, y siempre que el
asignatario no la usufructúe personalmente».
ARTICULO 5º. El artículo 4º de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«Establécese un impuesto sobre toda compañía anónima o en comandita por
acciones, nacional o extranjera, domiciliada o no en el país, y sobre las
corporaciones, asociaciones y fundaciones, nacionales o extranjeras,
domiciliadas o no en el país, que será tasado, exigido, recaudado y pagado
anualmente sobre la renta total líquida, como aquí se define, correspondiente al
año civil anterior, que provenga de toda propiedad poseída en Colombia, y de
todo negocio, industria, comercio, profesión u ocupación que tenga en el país, y
de cualquier otra fuente dentro de éste, sea cual fuere el lugar donde se
perciba dicha renta, a las tasas establecidas en esta ley. El impuesto será
exigido directamente a las sociedades anónimas o en comandita por acciones,
y las sumas que éstas paguen o hayan de pagar a sus accionistas o socios en
razón de las utilidades de las mismas, no se incluirán en el cómputo de las
rentas gravables de éstos.»
ARTICULO 6º. El artículo 5º de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«No se gravará con impuesto, de acuerdo con esta ley, a las sociedades
colectivas ni en comandita simple, ni a las sociedades cooperativas, pero los
socios de ellas están obligados a pagar el impuesto sobre su participación en la
renta liquida de la sociedad en el año gravable. La renta líquida de las
sociedades colectivas en comandita simple y cooperativas, será determinada
como lo establece esta ley para la de cualquier individuo; pero las exenciones
concedidas por el artículo 8º se concederán sólo individualmente a los socios».
ARTICULO 7º El artículo 6º de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«1º Todo banco, sección fiduciaria de un banco, sociedad anónima y entidad
gubernamental en Colombia, que pague o acredite en cuenta de cualquier
persona natural o jurídica domiciliada en Colombia, o a un mandatario o a un
agente o representante en Colombia, de cualquier persona natural o jurídica no
domiciliada en el país, intereses sobre bonos internos u otros títulos de deuda
interna de la República de Colombia o de los Departamentos, Municipios u
otras entidades gubernamentales del país, o sobre cédulas hipotecarias u otros
títulos de deuda interna, deducirá y retendrá de cada uno de tales pagos la
cantidad que corresponda según las tasas fijadas en esta ley. Quedan
exceptuados de esta disposición los pagos de intereses que se hagan sobre
cédulas del Banco Agrícola Hipotecario y del Banco Central Hipotecario, a que
se refiere el inciso 4º del articulo 1º de esta ley.
«2º. Los bancos, secciones fiduciarias de bancos, sociedades anónimas y
entidades gubernamentales que hagan la deducción y retención ordenadas en
este artículo, rendirán, a más tardar el día cinco (5) de cada mes, un informe al
funcionario de Hacienda Nacional del Departamento donde tengan su domicilio
o sus negocios, que indique, cuando les sean conocidos, los nombres y
dirección de las personas o entidades a quienes hayan hecho pagos por
intereses durante el mes inmediatamente anterior y que expresen las cuantías
de tales pagos y el monto de lo deducido a cada una de las personas o
entidades relacionadas; y, al mismo tiempo, entregarán al recaudador más
cercano las sumas retenidas durante dicho mes, de acuerdo con el informe
rendido al respectivo funcionario de hacienda.
«3º. De igual manera las entidades mencionadas rendirán, a más tardar el día
cinco (5) de cada mes, un informe detallado al funcionario de Hacienda
Nacional del Departamento donde tengan su domicilio o sus negocios, que
indique claramente los nombres y direcciones de las personas o entidades a
quienes hayan hecho pagos por intereses durante el mes inmediatamente
anterior, sobre depósitos a término, en cuentas corrientes o en cajas de
ahorros, y que exprese la cuantía de cada uno de tales pagos.
«4º. Cuando así lo soliciten los contribuyentes del impuesto, los bancos,
secciones fiduciarias de bancos sociedades anónimas y entidades
gubernamentales que, de acuerdo con este artículo, están obligados a hacer la
deducción y retención dichas, darán a las personas a quienes se les hayan
hecho tales deducciones, y retenciones, certificados que indíquen la cuantía de
los intereses de la cual se dedujo el impuesto, en cada caso, y también el
monto de lo deducido. Las personas o entidades que reciban tales certificados
deberán incluir en la declaración de la renta bruta que hagan por el año
gravable, la renta consistente en tales intereses, expresando lo que se les
dedujo por impuesto. Si se presentan dichos certificados con la declaración, los
administradores de Hacienda computarán la renta, de acuerdo con lo dispuesto
en el artículo 12, incluyendo la suma de los intereses sobre los cuales se haya
hecho la retención en el año gravable, y lo retenido, cualquiera que sea su
monto, se deducirá del impuesto así liquidado, siempre que la partida
correspondiente de la renta bruta haya sido denunciada en el informe por su
monto total, sin deducción del impuesto retenido y pagado en la fuente.
«Si lo retenido, de acuerdo con este artículo, tal como lo acrediten los
certificados, excede del monto del impuesto computado sobre la renta total del
contribuyente oficialmente determinada, el respectivo Administrador de
Hacienda ordenará la devolución de la diferencia, debiendo someter su
decisión a la aprobación del Jefe de Rentas e Impuestos Nacionales. Los
Administradores de Hacienda no ordenarán, ni el Jefe de Rentas autorizará,
ninguna, devolución que deba hacerse de acuerdo con este artículo, si los
certificados antes mencionados, relativos a los impuestos retenidos, no han
sido presentados por el contribuyente al tiempo de hacer su declaración de
renta.»
ARTICULO 8º. El artículo 10 de la Ley 81 de 1931, reformado por el 19 del
Decreto número 92 de 1.932, quedará así:
» Establécense las siguientes exenciones en favor de las personas naturales
exclusivamente:
«1. Una exención inicial de seiscientos pesos ($ 600) por toda persona soltera,
viuda o separada legalmente de su cónyuge.
«2. Los cónyuges que vivan unidos gozarán de una sola exención conjunta, de
novecientos pesos ($ 900). Si hicieren declaración por separado, la exención
total puede ser concedida a uno cualquiera de ellos, con exclusión del otro, si
así lo solicitaren de común acuerdo. Si no se pusieren de acuerdo sobre este
punto, o nada expresaren acerca de él, la exención se dividirá por mitad entre
los cónyuges.
«3ª Una exención de doscientos pesos ($ 200) por cada persona a quien el
contribuyente esté obligado, según la ley civil, a sostener y educar, si dicha
persona es menor de edad, o si siendo mayor de veintiún años estuviere
imposibilitada para sostenerse por sí misma, por incapacidad física o mental. Si
se tratare de hijos legítimos, la exención se concederá en los mismos términos
del ordinal anterior, a uno de los cónyuges con exclusión del otro, o se dividirá
entre ellos por partes iguales; y
«4ª. Las personas que no tengan un patrimonio mayor de dos mil pesos ($
2.000), ni renta distinta de un sueldo o salario, cuando éste no exceda de mil
doscientos pesos ($1.200) anuales, no pagarán impuesto sobre la renta.
«Parágrafo. Para tener derecho a la exención en concedidas en el numeral 3º
anterior, el contribuyente, debe probar, por medio de una atestación jurada de
dos vecinos honorables, el grado de parentesco que, ligue al contribuyente con
las personas sostenidas el número de éstas, y si tienen o nó peculio propio.
A pie del certificado debe anotarse con toda claridad el nombre completo de los
que lo firman y su dirección o domicilio. Las atestaciones que no tengan la
referida anotación, carecerán de valor, y serán desestimadas.
«El Juramento bajo el cual debe prestarse la atestación de que trata este
parágrafo, se entenderá dado y surtirá todos sus efectos cuando se preste en
la forma prevista en la última parte del artículo siguiente.»
ARTICULO 9º. El artículo 11 de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«1º Todo individuo sujeto a esta ley, que reciba una renta bruta de seiscientos
pesos o más durante el año gravable; toda sociedad anónima o en comandita
por acciones, y todo agente o representante de una sociedad anónima o en
comandita por acciones, extranjera, que no tenga oficina o sitio de negocios en
el país, todo depositario, liquidador de quiebras, o agente que esté
administrando un negocio; y todo fideicomisario, albacea o representante de
una sucesión, y cualesquiera otras personas sujetas a esta ley, presentarán,
durante los meses de enero y febrero de cada año, un informe que indique la
renta bruta durante el año gravable anterior y las deducciones y, exenciones
permitidas por esta ley, y cualquiera otra información necesaria para la
determinación de la renta líquida gravable, en la forma en que el Jefe de
Rentas e Impuestos Nacionales lo requiera. Estos informes serán presentados
bajo juramento en los formularios prescritos por el Jefe de Rentas Nacionales,
y por triplicado, al respectivo Recaudador de Rentas Nacionales, quien ayudará
al declarante que lo solicite en la elaboración del informe. El hecho de no recibir
los formularios de que trata esta disposición no exonera a ningún contribuyente
de la obligación de rendir el informe exigido por esta ley. Un ejemplar de cada
uno de los Informes presentados será enviado inmediatamente al
Administrador de Hacienda Nacional del respectivo Departamento, otro al Jefe
de Rentas Nacionales, y otro para el archivo de la Recaudación. Dicho informe
será presentado, cuando se trate de personas naturales, en el Municipio de su
vecindad, y cuando se trate de personas jurídicas, en donde tengan el asiento
principal de sus negocios. El asiento principal de los negocios de una persona
jurídica lo determinará la naturaleza misma del negocio.
«2º Toda sociedad colectiva y en comandita simple, rendirá bajo juramento un
informe anual al Administrador de Hacienda Nacional del Departamento en que
tenga el asiento principal de sus negocios. Este informe contendrá la renta
bruta de la sociedad durante el año gravable y las deducciones permitidas por
el artículo 2º; y expresará los nombres y las direcciones de los individuos que
participan de la renta líquida de la sociedad en el año gravable y la cuantía de
la participación de cada uno.
«El informe anual o declaración de renta que de acuerdo con este artículo está
obligada a presentar toda persona natural o jurídica sujeta al Impuesto, no
podrá suplirse con la sola presentación de los balances del contribuyente.
Tales balances deberán acompañarse a la declaración, y en todo caso, deberá
adjuntarse a ellos un detalle del movimiento de la cuenta de reservas, de las
pérdidas y ganancias y de los gastos generales. Esto sin perjuicio de las demás
informaciones que el respectivo Administrador de Hacienda crea conveniente
solicitar.
«El juramento bajo el cual deberán presentarse los informes o declaraciones de
renta, se entenderá dado y surtirá todos sus efectos legales:
«a) Cuando el contribuyente lo preste ante el respectivo funcionario de
Hacienda, y de ello se deje constancia escrita, autorizada por el empleado que
lo reciba; y
«b) Cuando el Informe o declaración de renta contenga la afirmación categórica,
hecha en primera persona y firmada de puño y letra del contribuyente, de que
tal declaración es jurada, siempre que el informe se presente personalmente, y
que de ello se deje también constancia, autorizada por el empleado que lo
reciba.
«A falta de firma autógrafa del contribuyente, porque no sepa o no pueda
escribir, la afirmación escrita de que trata el numeral anterior deberá suscribirse
por personas a quienes el contribuyente ruegue que lo hagan por el, en cuyo
caso la presentación personal deberá hacerse tanto por el contribuyente como
por la persona rogada para firmar por aquel.
«La presentación personal de que trata este artículo, puede hacerse también
ante cualquiera autoridad política o judicial de la residencia del contribuyente.
«Los funcionarios de Hacienda a quienes corresponda la facultad de recibir los
juramentos de que tratan los artículos anteriores, podrán delegarla a sus
subalternos por medio de resolución especial, que deberá fijarse en un lugar
público de la oficina.
«La alteración de la verdad, a sabiendas, cuando se trate de declaraciones en
los casos de este artículo y del anterior, hechas tales declaraciones sin
juramento, se castigarán con arresto de dos meses a un año.
«Los demás delitos que puedan cometerse, como el de perjurio, quedan
sometidos a las disposiciones generales de carácter penal.
«3º Cuando de la declaración del contribuyente aparezca que su renta ha sido
originada en dos o más Departamentos, el Administrador Rentas Nacionales,
ante el cual se haya hecho la declaración, dará inmediatamente aviso de este
hecho a los Administradores de Hacienda de los otros Departamentos, en
donde la renta haya sido devengada parcialmente, con el fin de evitar que tales
contribuyentes sean también gravados en dichos Departamentos.
«Parágrafo. Los Administradores de Hacienda Nacional de los Departamentos
quedan facultades para suprimir de los registros de contribuyentes, de todos
los Distritos de su jurisdicción, inclusive los de las Intendencias y Comisarías
que les han sido adscritas, las deudas provenientes de rentas que a la vez
hayan sido gravadas en los mismos o en otros lugares, y respecto de las
cuales se haya satisfecho el impuesto.
«Podrán también en cualquier tiempo, y a petición de parte interesada, cancelar
o modificar los gravámenes que hayan recaído sobre rentas que se compruebe
plenamente, o que aparezca de manera manifiesta en las constancias oficiales
que existan en la oficina, que pertenecen a un contribuyente distinto del
gravado, o que han sido gravadas más de una vez en cabeza del mismo o de
otro contribuyente.
«Para dictar las resoluciones respectivas, se deberá en cada caso levantar el
correspondiente expediente, el que debe contener las pruebas o informaciones
de origen oficial, que justifique la providencia que se dicte, la cual será
sometida a la aprobación de la Jefatura de Rentas e Impuestos Nacionales.»
ARTICULO 10. El numeral 4º del artículo 12 de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«Habrá en la capital de la República, bajo la dirección del Jefe de Rentas
Nacionales, y en cada Departamento, bajo la dirección del Administrador de
Hacienda Nacional, los Directores, Revisores, Auditores, Inspectores y
empleados necesarios, para atender oportunamente los reclamos, llevar a cabo
la revisión de las liquidaciones hechas por los Administradores, y para la eficaz
investigación y determinación de la renta gravable de los contribuyentes.
«El número, denominaciones y sueldos de tales empleados serán fijados por el
Gobierno, atendiendo las indicaciones del Jefe de Rentas Nacionales, dentro
de los límites de la partida total apropiada en el Presupuesto para el personal
del Ministerio de Hacienda y de las Oficinas de las Administraciones de
Hacienda Nacional de los Departamentos.»
ARTICULO 11. El artículo 13 de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«Los impuestos asignados anualmente por los Administradores de Hacienda
Nacional, son debidos desde el 1º de septiembre de cada año, y serán
pagados en el curso de los meses de septiembre y octubre siguientes, sin
perjuicio de lo establecido en los artículos 6º y 7º.
Cuando por cualquier circunstancia no fuere posible notificar el gravamen a los
contribuyentes, en la forma y dentro de los términos expresados en esta ley,
tales contribuyentes tendrán derecho a un termino de (30) días, contados
desde el en que les hubiere sido comunicada la liquidación, para hacer uso del
derecho de que trata el artículo 14. En este caso, los intereses de mora,
solamente se causarán vencido el término que los contribuyentes tienen para
reclamar de su aforo.»
ARTICULO 12. El numeral del artículo 14 de la Ley 81 de 1931, quedará así:
«2º. Si la decisión del Jefe de las Rentas Nacionales es desfavorable al
reclamante, este puede recurrir al Tribunal de lo Contencioso Administrativo. El
fallo del Tribunal es apelable ante el Consejo de Estado, conforme a lo
establecido en la Ley 130 de 1913.
» Los comprobantes que de acuerdo con las disposiciones legales vigentes
deben presentar los contribuyentes, junto con su declaración, o con ocasión de
las reclamaciones y recursos que hayan de intentar, así como las actuaciones
a que tales reclamaciones y recursos dieren lugar, hasta la verificación del
pago, inclusive, no necesitarán papel sellado ni estampillas de timbre nacional.»
IMPUESTO SOBRE EXCESO DE UTILIDADES
ARTICULO 13. Establécese un impuesto adicional al de la renta, sobre el
exceso de utilidades líquidas, obtenidas en cada año gravable por las personas
naturales o jurídicas gravadas con impuesto sobra la renta en Colombia.
Entiéndese por utilidades líquidas, la diferencia entre la renta bruta y las
deducciones y exenciones otorgadas por la Ley 81 de 1931, modificada por la
presente.
ARTICULO 14. No están sujetos a este impuesto adicional:
a) Las utilidades obtenidas con capitales que no excedan de veinticinco mil
pesos ($25,000), cualquiera que sea la tasa que tales utilidades representen
con relación al capital que las haya producido.
b) Las rentas provenientes de salarios, sueldos, pensiones oficiales, jornales,
emolumentos y honorarios profesionales.
c) Las utilidades obtenidas con capitales invertidos en minas de oro, plata,
platino; y
d) Las utilidades derivadas de capitales invertidos en predios, plantaciones,
edificios y maquinarias, destinados actual y principalmente a las industrias de
café y bananos.
ARTICULO 15. La exención a que se refieren los incisos c) y d) del artículo
anterior, sólo se concederá mientras que los respectivos contribuyentes hayan
pagado en el año gravable el impuesto de venta de giros sobre el Exterior y oro
físico.
ARTICULO 16. Este impuesto se tasará, exigirá y recaudará, por primera vez,
en el año de mil novecientos treinta y seis (1936), sobre el exceso de utilidades
líquidas, obtenidas en el año de mil novecientos treinta y cinco (1935), en una
misma diligencia y con ocasión de la tasación, exigencia y recaudación del
impuesto sobre la renta, por los funcionarios a quienes corresponde llevar a
cabo estas operaciones.
En consecuencia, y para todos los efectos legales, el impuesto sobre la renta y
el adicional sobre utilidades, se considerarán como un todo indivisible.
ARTICULO 17. Para los efectos de esta ley, se entiende que hay exceso de
utilidades en cuanto éstas sobrepasen la tasa del doce por ciento (12 por 100)
anual, con relación al patrimonio en treinta y uno (31) de diciembre del año
anterior.
El contribuyente, en su declaración anual de renta, deberá manifestar
ineludiblemente el patrimonio que poseía el treinta y uno (31) de diciembre del
año anterior.
ARTICULO 18. La declaración de patrimonio que haya producido utilidades en
cada año gravable, deberá hacerse por todas las personas naturales o jurídicas
gravables con impuesto sobre la renta, en el tiempo, condiciones y formularios,
y bajo las sanciones establecidas por leyes y decretos vigentes para las
declaraciones de renta.
ARTICULO 19. El impuesto adicional sobre exceso de utilidades será tasado,
exigido y recaudado anualmente, a partir del año de 1936, de acuerdo con la
siguiente tarifa:
Sobre un exceso de utilidades que pase del 12 por 100, sin exceder del 15 por
100, el 10 por 100 sobre el exceso.
Sobre un exceso de utilidades que pase del 15 por 100, sin exceder del 18 por
100, el 12 por 100 sobre el exceso.
Sobre un exceso de utilidades que pase del 18 por 100, sin exceder del 25 por
100, el 15 por 100 sobre el exceso.
Sobre un exceso de utilidades que pase del 25 por 100, sin exceder del 35 por
100, el 20 por 100 sobre el exceso.
Sobre un exceso de utilidades que pase del 35 por 100, sin exceder del 50 por
100, el 25 por 100 sobre el exceso; y
Sobre un exceso de utilidades que pase del 50 por 100, el 30 por 100 sobre el
exceso.
ARTICULO 20. La sola inexactitud en la declaración del patrimonio o de la
renta dará lugar a un recargo del ciento por ciento (100 por 100).
Todo lo anterior, sin perjuicio de lo dispuesto en la última parte del ordinal 2º
del artículo 9º de esta ley.
IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO
ARTICULO 21. Establécese un impuesto anual complementario y accesorio al
impuesto sobre la renta, sobre el patrimonio poseído dentro del país, en 31 de
diciembre del año anterior, por toda persona natural o jurídica, nacional o
extranjera, sujeta al impuesto sobre la renta en Colombia, impuesto que se
tasará mediante declaraciones juradas de los contribuyentes, en una misma
diligencia, con ocasión de la tasación, exigencia y recaudación del impuesto
sobre la renta, y de acuerdo con la reglamentación que al efecto dicte el Poder
Ejecutivo.
En consecuencia, y para todos los efectos legales, el impuesto sobre la renta,
el adicional sobre utilidades y el complementario sobre el patrimonio, se
considerarán como un todo indivisible.
Es entendido que las personas que no tengan renta gravable, pero sí posean
patrimonio, deben pagar la tasa adicional que esta ley establece.
Para los efectos de esta ley, se denomina patrimonio el conjunto de derechos
apreciables en dinero que tiene una persona, deducido el monto de sus
deudas.
ARTICULO 22. Para que las deudas que gravan el patrimonio sean deducibles,
se requiere que el contribuyente presente, juntó con su declaración, una
relación que contenga el nombre y dirección del acreedor y el monto de la
deuda, y que tales deudas estén cargadas en los libros del contribuyente,
debidamente registrados por las Cámaras de Comercio. Los contribuyentes
que no lleven libros, deberán comprobar la deuda con un certificado del
acreedor, pero si éste fuere extranjero, se exigirá, además, la prueba de la
inclusión de la deuda en los libros del contribuyente.
Igualmente será deducible del patrimonio el capital invertido en acciones de
compañías anónimas o en comandita por acciones que paguen en Colombia el
impuesto que por esta ley se establece.
No se gravará con impuesto sobre patrimonio el capital invertido en sociedades
colectivas o en comandita simple, pero los socios de ellas están obligados a
pagar el impuesto sobre el patrimonio que tengan invertido en dichas
sociedades.
ARTICULO 23. El patrimonio imponible comprende:
Las cosas inmuebles, al tenor de los artículos 656 a 668 del Código Civil, y las
cosas muebles, al tenor de los artículos 655, 667 y 668 de la misma obra.
ARTICULO 24. No estarán sujetos al gravamen sobre patrimonio:
a) Los sueldos, salarios, jornales, emolumentos y honorarios de profesiones
liberales, y en general, las rentas provenientes exclusivamente del trabajo, así
como tampoco las sumas recibidas por empleados u obreros por razón de su
calidad de tales y en concepto de indemnización por muerte, enfermedad o
accidente de trabajo.
b) Los objetos de arte y colecciones, cuyo precio de adquisición para cada
objeto no exceda de doscientos pesos, o para la colección completa, de dos mil
pesos.
c) Los objetos de arte y colecciones de autores nacionales.
d) Los muebles de uso personal doméstico.
e) Las sumas recibidas por concepto de pensiones oficiales.
f) Los bienes de la Nación, de los Departamentos y de los Municipios.
g) Los bienes pertenecientes a naciones extranjeras, destinados al servicio de
sus respectivas legaciones, y los de los agentes diplomáticos extranjeros, en
caso de reciprocidad de la legislación de su respectivo país.
h) Los cementerios.
i) Los resguardos de indígenas
j) Los bienes pertenecientes a corporaciones, asociaciones o fundaciones que
tengan fines exclusivamente de asistencia pública o social, de educación o de
adelanto de la ciencia en el país. Para gozar de esta exención es preciso
acompañar a la declaración de patrimonio una atestación del Superintendente
de Instituciones de Utilidad Común, que compruebe la efectividad de la
inversión.
k) Los capitales invertidos en minas de oro, plata y platino; y
l) Los capitales invertidos en predios, plantaciones, edificios y maquinarias,
destinados actual y principalmente a las industrias de café y bananos.
La exención a que se refieren los incisos k) y l) de este artículo, sólo se
concederá mientras que los respectivos contribuyentes hayan pagado en el año
gravable el impuesto de venta de giros sobre el Exterior y oro físico.
ARTICULO 25. Este impuesto será tasado, exigido y recaudado anualmente a
partir del año de 1936, de acuerdo con la siguiente tarifa:
Sobre el patrimonio que exceda de $ 10,000, sin pasar de $ 20,000, 1 por
1,000 sobre el exceso,
Sobre el patrimonio que exceda de $ 20,000, sin pasar de $ 30,000 1 1/2 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 30,000, sin pasar de $ 50,000, 2 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 50,000, sin pasar de $ 100,000, 2 1/2 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 100,000, sin pasar de $ 150,00O, 3 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 150,000, sin pasar de $200,000, 4 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 200,000, sin pasar de $ 250,000, 5 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 250,000, sin pasar de $ 300,000, 6 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio que exceda de $ 300,000, sin pasar de $ 400.000, 7 por
1,000 sobre el exceso.
Sobre el patrimonio de $ 400,000 en adelante, 8 por 1,000.
ARTICULO 26. El patrimonio consistente en extensiones continuas, que
excedan de dos mil (2,000) hectáreas, sin pasar de tres mil (3,000), que no
estén cultivadas y que puedan ser aprovechadas, económicamente, tendrá un
recargo del cincuenta por ciento (50 por 100) sobre el impuesto que
corresponda.
Las extensiones continuas que excedan de tres mil (3,000) hectáreas, que no
estén cultivadas, tendrán un recargo del ciento por ciento (100 por 100) sobre
el impuesto que corresponda.
Para los efectos de los incisos anteriores, se exceptúan los predios que estén
situados dentro de los limites de alguna Comisaría o de alguna Intendencia; y
se entenderán como continuas las fincas que, aun estando separadas, disten
menos de un kilómetro en el punto de mayor aproximación.
Parágrafo 1º. Para los efectos de esta ley se consideraran cultivados los
predios dedicados a la cría, levante o engorde de ganados.
Parágrafo 2º. Los recargos de que trata este artículo no regirán respecto de
aquellas zonas que el Gobierno ordene conservar como reserva forestal.
ARTICULO 27. Las personas naturales sujetas al pago del impuesto sobre
patrimonio tendrán derecho a una rebaja del cincuenta por ciento del impuesto
que corresponda al fundo destinado a cultivos agrícolas o al pastoreo, cuando
por pérdida de las cosechas, peste u otro accidente hayan obtenido, como
productos de tales fundos en el año en que se cause el impuesto, una suma
total inferior a la que deban pagar por impuestos directos sobre la propiedad
raíz, exigidos por los Departamentos o los Municipios.
Para obtener esta rebaja es preciso demostrar las circunstancias prevista en
este artículo, a sí como el hecho de que el fundo en referencia está explotado,
por lo menos en una tercera parte de su cabida total, con la exhibición de libros
de comercio o de cuentas comprobadas y a satisfacción del respectivo
funcionario de Hacienda.
ARTICULO 28. La estimación del patrimonio de que trata esta ley, se hará de
acuerdo con las normas establecidas para el Impuesto sobre la renta y la
reglamentación que haga el Poder Ejecutivo.
ARTICULO 29. En la Jefatura de Rentas Nacionales habrá una Sección
Nacional de Catastro, a cuyo cargo estará la fijación de los avalúos comerciales
de la propiedad raíz, que hayan de servir de base para tasar y recaudar el
impuesto. Mientras se lleva a cabo el catastro nacional, el impuesto se liquidará
teniendo en cuenta los avalúos catastrales municipales.
A falta de catastros de propiedad Inmueble, los bienes raíces se declararán y
estimarán por el valor comercial que hubieren tenido en 31 de diciembre del
año gravable. Este valor deberá establecerse con certificaciones de las
Cámaras de Comercio o de sus dependencias, y a falta de éstas, del Alcalde y
el Personero del Municipio donde se encuentre ubicada la finca.
El precio comercial de la propiedad mueble y el de los diversos elementos de la
propiedad inmueble (nuda propiedad, usufructo, uso o habitación), será fijado
de acuerdo con las normas que fije el Gobierno al reglamentar esta ley.
ARTICULO 30. El Poder Ejecutivo queda autorizado para organizar la Sección
Nacional de Catastro, para fijar atribuciones de la Sección, señalar el personal,
sus funciones y asignaciones; exigir las condiciones de idoneidad que deben
llenar los empleados que las requieran; imponer obligaciones a las entidades
públicas y privadas en relación con el suministro de informes, dentro de los
límites señalados por la Constitución y las leyes; para imponer las sanciones
establecidas actualmente por la ley en los casos de violación a las providencias
y reglamentos que dicte, y para reglamentar los recursos y medios de defensa
que se concedan a los contribuyentes, que fijando los términos que la ley no
haya señalado, y la manera como deban practicarse las notificaciones a que
haya lugar.
Tan pronto como el Poder Ejecutivo haya organizado la Sección nacional de
Catastro, y se hayan fijado los precios de la propiedad raíz, el Gobierno podrá
disponer que el impuesto predial municipal se exija sobre la base de los
catastros nacionales, de acuerdo con la reglamentación que al efecto se dicte.
ARTICULO 31. Al impuesto de patrimonio le serán aplicados los artículos 12,
18 y 20 de esta ley.
IMPUESTOS QUE SE SUPRIMEN
ARTICULO 32. En los impuestos de timbre establecidos por el Decreto número
92 de 1932, se hacen las siguientes reformas:
El numeral 11 del artículo 19, quedará así:
» Todo conocimiento de embarque dentro del país, inclusive los de los
ferrocarriles, buques y cualquiera otra clase de vehículos, a excepción de los
movidos por gasolina, según los fletes:
«a) De más de $ 1, sin pasar de $ 10 $ 0 05
«b) De más de $ 10, sin pasar de $ 50 0 10
«c) De más de $ 50 0 20
«d) Si el valor del flete no consta en el conocimiento de embarque 0 20
«Los conocimientos de embarque que amparan carga transportada
gratuitamente pagarán también el impuesto de $ 0-20 de que trata la letra d).»
ARTICULO 33. El numeral 42 del mismo artículo 1º del Decreto-ley número 92,
quedará así:
«Los avalúos judiciales o extrajudiciales en los juicios de sucesión, sin hacer
exclusión alguna por razón del pasivo de la sucesión, un peso ($ 1) por cada
mil pesos ($1,000) o fracción de mil de su valor.
«Los reavalúos sólo causarán impuesto sobre el exceso del primitivo
justiprecio.»
Parágrafo. Mientras los interesados no suministren las estampillas
correspondientes, no podrá autorizarse el avalúo judicial, ni la respectiva
autoridad aceptar el extrajudicial, a menos que se trate de sucesiones
adelantadas de oficio, para los efectos del cobro del impuesto herencias,
sucesiones y donaciones, en cuyo caso las estampillas correspondientes se
cobrarán al hacer efectivo el impuesto antes expresado.
ARTICULO 34. Deróganse los siguientes numerales del artículo 1º del Decretoley
número 92 de 1932, referentes a impuestos de timbre, sobre actuaciones
judiciales: 34, 35, 36, 37, 38, 39, 41, 43, 45, 51 y 52.
ARTICULO 35. Autorízase al Gobierno para que, mediante la reglamentación y
fiscalización que estime conveniente establecer, haga efectivos los impuestos
nacionales que en la actualidad se recaudan por medio de estampillas, con el
empleo de máquinas o sistemas automáticos, que reemplacen tales especies, y
cuyo eficaz servicio, funcionamiento y control se haya comprobado
satisfactoriamente.
ARTICULO 36. El impuesto de sanidad, establecido por la Ley 53 de 1921, en
los artículos 9º a 20, seguirá causándose, pero solamente hasta el treinta y uno
(31) de diciembre del año en curso.
Lo propio se dispone respecto del impuesto de pasajes, establecido por la Ley
106 bis de 1927.
ARTICULO 37. Establécese una exención del impuesto sobre llantas, para el
saldo de las existencias introducidas al país antes de la vigencia del Decretoley
número 92 de 1932, que hubieren sido declaradas ante los respectivos
empleados de Hacienda, de acuerdo con lo preceptuado en el inciso 2º del
artículo 18 del mencionado Decreto.
Esta exención deberá ser decretada por el Gobierno en cada caso particular, y
mediante la comprobación de la identidad del artículo.
ARTICULO 38. Los impuestos sobre primas de seguros y de consumo de
gasolina, fijados en las Leyes 78 de 1930 y 128 de 1931, continuarán
causándose y recaudándose hasta nueva disposición legislativa.
ARTICULO 39. Hácese extensivo lo dispuesto en los artículos 1º y 2º de la Ley
33 de 1896, para la efectividad de la contribución de caminos, en aquellos
Departamentos donde ésta sustituye el impuesto predial.
ARTICULO 40. Para computar el impuesto adicional sobre el exceso de
utilidades, deberá deducirse previamente la cantidad que haya de pagarse por
razón del impuesto sobre el patrimonio y del impuesto sobre la renta.
DISPOSICIONES VARIAS
ARTICULO 41. El Gobierno procederá a disponer que se haga una edición, en
un solo texto, de todas las leyes que se relacionen con los impuestos.
ARTICULO 42. Los que por cualquier procedimiento borraren leyendas o sellos
de anulación de estampillas nacionales de cualquier clase, o los que
disimularen perforaciones efectuadas en ellas, sufrirán la pena de uno a cuatro
años de presidio y multa de diez a cien pesos. Si los hechos de que trata este
artículo se cometieren por los encargados de timbrar o custodiar las
estampillas, se les aumentará la pena en una cuarta parte más, y serán
inhabilitados perpetuamente para ejercer empleo público.
ARTICULO 43. Los que introdujeren o expendieren estampillas reconstruidas o
reparadas, a sabiendas de que lo son, sufrirán presidio por uno a dos años, y
multas de diez a cien pesos.
ARTICULO 44. Los que hicieren uso de estampillas reconstruidas o reparadas,
a sabiendas de que lo son, sufrirán presidio por uno o dos años, y una multa
igual al duplo del valor de las estampillas usadas.
ARTICULO 45. Esta ley regirá desde su sanción.
Dada en Bogotá, a catorce de diciembre de mil novecientos treinta y cinco.
El Presidente del Senado, PARMENIO CARDENAS – El Presidente de la
Cámara de Representantes, CARLOS LLERAS RESTREPO.
El Secretario del Senado, Rafael Campo A. – El Secretario de la Cámara de
Representantes, Carlos Samper Sordo.
Poder Ejecutivo – Bogotá, diciembre 23 de 1935.
Publíquese y ejecútese,
ALFONSO LOPEZ
El Ministro de Hacienda y Crédito Público,
Jorge SOTO CORRAL

Status:

Publicaciones similares