Incompatibilidad de administradores y empleados.

Incompatibilidad de administradores y empleados.

Tema: Administradores


Fuente

Oficio 220-189721 del 25 de agosto de 2017. Superintendencia de Sociedades.


Concordancias

Legislación

N/A


Jurisprudencia

N/A


Doctrina

N/A


La legislación comercial determina en el artículo 185 del Código Comercio una incompatibilidad para administradores y empleados de las sociedades por acciones o cuotas, la cual consiste que éstos no podrán representar en las asambleas o juntas acciones distintas de las propias, mientras estén en ejercicio de sus cargos. Dicha prohibición se extiende a los votos de los balances y cuentas de fin de ejercicio ni de las liquidaciones, prohibición que tiene por objeto evitar que los administradores de la compañía aprueben su propia gestión.
Debemos recordad lo establecido en el artículo 22 de la ley 222 de 1995:
“son administradores, el representante legal, el liquidador, el factor, los miembros de juntas o consejos directivos y quienes de acuerdo con los estatutos ejerzan o detenten esas funciones.”
Teniendo claro lo anterior, los administradores y empleados no pueden representar acciones ajenas en las reuniones del máximo órgano social de la sociedad, su participación dependerá de que sean titulares de acciones o cuotas a nombre propio o que actúen en nombre y representación legal, entre otras situaciones, de una persona jurídica que al igual ostenta la calidad de socio o accionista de la misma.
Los administradores de la sociedad pueden representar acciones en las reuniones del máximo órgano social en dos eventos: i) cuando sean titulares de acciones o cuotas sociales y/o ii) cuando actúen como representante legal de una persona jurídica socia o accionista de la compañía.
¿Pero qué pasa con los administradores que son albaceas de sucesiones ilíquidas?
Es dable afirmar que el albacea actúa como representante legal de la sucesión ilíquida, conforme lo indica de manera expresa el inciso 3° del artículo 378 del Código de Comercio, a cuyo tenor se tiene que : “(…) El albacea con tenencia de bienes representará las acciones que pertenezcan a la sucesión ilíquida. (…)”. Resulta que el administrador social o socio que actúa como albacea de la sucesión ilíquida de otro asociado fallecido, para todos los efectos puede representar en las reuniones del máximo órgano social las acciones correspondientes y de consiguiente votar con ellas frente a las decisiones de su competencia, en concepto de la entidad.


 

Status:

Publicaciones similares