Impuesto a la Riqueza.

El concepto 428 de 2015 hace importantes precisiones relacionadas con el impuesto a la riqueza y su complementario de normalización.  La más importante sin lugar a dudas es la aclaración de la forma de determinar la base gravable de los pasivos inexistentes en el impuesto de normalización tributaria sobre el impuesto a la riqueza.

La ley 1739 de 2014 señaló en su artículo 36 destacando el impuesto los pasivos inexistentes. Pero, cuando se lee el artículo 37 ibídem, relacionado con la base gravable no se  determinó cual sería la base gravable de dichos pasivos.

Lo que claramente atribuye una clara violación al principio de reserva de ley, y que los sujetos pasivos solo a través de una interpretación armónica pudiesen dar un aplicación.

Pues bien, al respecto el concepto 428 señala de forma expresa lo siguiente:
“Por otro lado si bien la ley  1739 no indicó la base gravable del impuesto de normalización tributaria para los pasivos inexistentes, con el fin de que los sujetos pasivos puedan cumplir con su obligación fiscal, resulta proceden señalar que la base gravable será el valor por el cual fue registrado este pasivo en su respectiva declaración tributaria. “

Algunas personas naturales sujetos al impuesto a la riqueza, al analizar la determinación de la base gravable, en entiende que pueden detraer las primeras 12.200 UVT de la casa o apartamento de habitación. Y en base a dicha exclusión, algunos no determinan el activo (casa o apartamento) donde efectivamente habitan, sino que lo hacen de forma global sobre los bienes de los cuales son titulares.

Es asi, una persona natural que tiene un apartamento en la ciudad por valor de $200.00.000, adicionalmente tiene una casa de verano donde pasa sus vacaciones y la cual tiene un valor de $300.000.000. Bien podría ese contribuyente bajo la lógica inicialmente planteada, considerar que puede detraer de la base gravable del impuesto a la riqueza $345.004.000 que son las 12.200 UVT de que trata la norma.

No obstante, mal haría, pues la norma señala que se trata de la casa o apartamento de “habitación”, y en ese sentido debe determinar el inmueble donde efectivamente habite. De allí que el concepto 428 de 2015 al respecto precise lo siguiente:

“se entiende por habitar / habitación de conformidad con la definición dada por el Diccionario de la Real academia de Lengua Española, la acción y efecto de vivir, por lo que para efectos de la exclusión de que trata el numeral 1 del artículo 4 de la ley 1739 de 2014, se entenderá que las personas naturales solo podrán disminuir el valor patrimonial de la casa o apartamento en donde el contribuyente del impuesto a la riqueza viva o habite.

Por lo que en aquellos casos donde el sujeto pasivo del Impuesto a la Riqueza sea propietario de dos o más bienes inmuebles –casa o apartamento-, solo podrá detraer el valor de aquel bien donde habita, sin poder incluir dentro de este numeral el valor de los demás bienes de los que es propietario.”

Status:

Publicaciones similares