Fondo para la Atención Integral de la Niñez.

El Decreto 1072 de 2015 recopila normas acerca del Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar Complementaria.

Tema: Cajas de compensación familiar obligadas a destinar recursos al Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar Complementaria.


El Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar Complementaria (Foniñez), tiene como objetivo que “los programas que ejecuten las cajas de compensación familiar para la atención integral de la niñez y de jornada escolar complementaria, contribuyan con el adecuado desarrollo integral, físico, cognitivo, social y emocional de los niños, niñas y jóvenes, con la participación activa de la comunidad y de la familia en su ejecución y seguimiento.
Las cajas de compensación familiar obligadas a destinar recursos al Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar Complementaria y aquellas que no estén obligadas y decidan voluntariamente hacerlo, podrán, previa autorización de la Superintendencia del Subsidio Familiar, destinar de los remanentes presupuestales de cada ejercicio, recursos para los programas del Foniñez.

Los recursos del Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar Complementaria, se podrán destinar para construcción, mejora, adecuación o dotación de instalaciones, siempre y cuando sean de propiedad de las cajas de compensación familiar, en las que se desarrollen los programas de atención integral de la niñez.
Los programas que se ejecuten a través del Foniñez, deberán atender a la población más pobre y vulnerable, de la siguiente manera:
• Programas de atención integral de la niñez, beneficiarán a los niños y niñas desde los cero (0) hasta los seis (6) años de edad, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 29 de la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia.
• Programas de jornada escolar complementaria, beneficiarán a los niños, niñas y jóvenes que estén matriculados en algún grado del nivel de educación básica y media en un establecimiento educativo.
Los programas deberán priorizar la atención a los niños, niñas y jóvenes de los niveles I y II del Sisbén o en situación de exclusión social o vulnerabilidad, haciendo especial énfasis en aquellos que se encuentran en condición de discapacidad o desplazamiento. Por tratarse de población pobre y vulnerable, en estos programas no deberá cobrarse ninguna cuota a los beneficiarios.


Status: