El Representante legal como liquidador y el proceso liquidatario.

La culminación del proceso liquidatario de una sociedad que quedó disuelta por vencimiento de su término de duración.

Tema: Alternativas jurídicas en un proceso liquidatario.


La Superintendencia de Sociedades precisó que con fundamento en el artículo 227 del Código de Comercio, mientras no se haga y se registre el nombramiento de liquidadores, actuaran como tales las personas que figuren inscritas en el registro mercantil del domicilio social como representantes legales de la sociedad.

Igualmente el artículo 230 del Código de Comercio establece que quien administre bienes de la sociedad y sea designado liquidador, no podrá ejercer el cargo sin que previamente le sean aprobadas las cuentas de su gestión por la junta de socios. Igualmente indica que si transcurridos treinta días desde la fecha en que se designó liquidador, no se hubieren aprobado las mencionadas cuentas, se procederá a nombrar nuevo liquidador.
Además, cuando ya estén agotados los medios previstos en la ley o en el contrato para hacer la designación del liquidador, esta no se haga, cualquiera de los asociados podrá acudir a esta Superintendencia para que designe el liquidador; además esta designación procede de manera inmediata aunque en los estatutos se hubiere pactado cláusula compromisoria, dicha situación y al realizar la solicitud se debe demostrar que se han agotado los medios legales o contractuales previstos para el efecto. Teniendo en cuenta lo anterior permitiría la culminación del proceso liquidatario de una sociedad que quedó disuelta por vencimiento de su término de duración, en el cual el representante legal se encuentra haciendo las veces de liquidador, y sus socios no han logrado que avance el trámite de dicho proceso.

Así mismo de acuerdo con el artículo 255 del Código de Comercio, los liquidadores serán responsables ante los asociados y ante terceros por los perjuicios que se les cause por violación o negligencia en el cumplimiento de sus deberes.


 

Status: