Designación y sustitución de abogados.

TEMA: Derecho Administrativo.

En reciente sentencia, el Consejo de Estado aclaró que en ningún proceso podrá actuar simultáneamente más de un apoderado judicial de una misma persona, ya que cada sujeto tiene el derecho y la facultad de designar su representante judicial dentro del proceso y, por lo mismo, no puede haber más abogados actuando que el número de personas reconocidas dentro del litigio. Esto producto del análisis del artículo 66 del Código de Procedimiento Civil (CPC) y al inciso tercero del artículo 75 del Código General del Proceso (CGP, Ley 1564 del 2012).

En el caso concreto se demandó a la Nación, Ministerio de Defensa, Ejército Nacional y Policía Nacional, por lo tanto, la Nación actuó en el proceso a través de dos apoderados principales (uno designado por el Ejército y otro por la Policía).

Se advirtió que el ordenamiento legal no contempla como causal de nulidad el hecho de que la entidad demandada sea representada por diferentes dependencias que hacen parte de la misma estructura orgánica y concurra al proceso con dos abogados principales. Por consiguiente, se aclaró que la prohibición del artículo 66 del CPC y 75 del CGP no aplica a casos en que los órganos o dependencias de la entidad que estos representan conforman una estructura orgánica diferente, como ocurre cuando se demanda a varios Ministerios, Departamentos Administrativos, Superintendencias y/o Unidades Administrativas Especiales sin personería jurídica, pues en estos eventos tales dependencias pueden concurrir al proceso con su respectivo apoderado judicial.

De igual forma es menester entender el artículo 75 del Código General del Proceso, el cual versa sobre la designación y sustitución de apoderados.

Para un correcto entendimiento de la designación y sustitución de abogados se debe tener cuenta lo siguiente:

1. Podrá conferirse poder a uno o varios abogados, igualmente podrá otorgarse poder a una persona jurídica cuyo objeto social principal sea la prestación de servicios jurídicos. En este evento, podrá actuar en el proceso cualquier profesional del derecho inscrito en su certificado de existencia y representación legal. Lo anterior, sin perjuicio de que la persona jurídica pueda otorgar o sustituir el poder a otros abogados ajenos a la firma.

2. En ningún caso podrá actuar simultáneamente más de un apoderado judicial de una misma persona.

3. El poder especial para un proceso prevalece sobre el general conferido por la misma parte, es entendido por Poder General como aquel que se otorgase para varias gestiones, incluso puede otorgarse para que lo represente simultáneamente en asuntos privados, administrativos y judiciales. Éste tipo de poder, es muy usado cuando el otorgante no se encuentra en el país, por lo que deja un poder amplio a otra persona, para que lo represente en toda clase de asuntos. Se debe hacer mediante Escritura Pública.

Poder Especial: El Poder Especial es muy concreto el asunto que se delega a otro, pues sólo podrá ser para un tema específico y dirigido directamente ante el funcionario ante quien el apoderado hará las gestiones.

4. Si se trata de procesos acumulados y una parte tiene en ellos distintos apoderados, continuará con dicho carácter el que ejercía el poder en el proceso más antiguo, mientras el poderdante no disponga otra cosa.

5. Podrá sustituirse el poder siempre que no esté prohibido expresamente.

6. El poder conferido por escritura pública, puede sustituirse para un negocio determinado, por medio de memorial.

7. Quien sustituya un poder podrá reasumirlo en cualquier momento, con lo cual quedará revocada la sustitución.

Fuente

Sentencia N° 34047 del 01-10-2014. Consejo de Estado.

Concordancias

Legislación

Ley N° 1564 de 12-07-2012. Congreso de la República.

Decreto N° 1400 de 06-08-1970. Presidencia de la República.

Jurisprudencia

N/A

Doctrina

N/A

Status:

Publicaciones similares