Derechos ciertos no se pueden conciliar en materia laboral.

Derechos ciertos e indiscutibles: no es posible conciliar o desconocer dichos derechos de los trabajadores.

Tema: Derechos ciertos e indiscutibles en materia laboral.


La conciliación es un acuerdo que es logrado entre dos partes que tienen intereses en conflicto, ante un tercero que se llama conciliador, dicho acuerdo pone fin al conflicto existente, el cual, como es claro, tiene origen en un contrato o una relación de trabajo, Frente a esta la Corte Constitucional se ha referido en su Jurisprudencia en así,: “
“De manera que el sustrato constitucional de la conciliación se encuentra en las disposiciones referentes a la democracia participativa y al autogobierno y no en el artículo 116 superior relativo a la función jurisdiccional, debido a que los conciliadores no desempeñan funciones jurisdiccionales, entre otras razones porque no deciden en qué sentido se resolverá un conflicto ni tampoco valoran pruebas[58], sino que su función se circunscribe, por lo menos desde el punto de vista laboral, a verificar que la manera en que las partes enfrentadas deciden resolver su litigio no desborda el ordenamiento jurídico, de manera tal que no se desconozcan derechos ciertos e indiscutibles.”
Del acuerdo al que lleguen las partes, se debe levantar un acta, en la que conste el acuerdo a que las partes han llegado, dicha acta tendrá los efectos de cosa juzgada, sin embargo la conciliación es revisable judicialmente si se dan los supuestos para declarar su nulidad.

Frente a esta posible nulidad la Corte Suprema de Justicia en su jurisprudencia, indicó: “la conciliación puede ser anulada en todo caso en que ella resulta violatoria de la ley y por no haberlo advertido así oportunamente el funcionario judicial o administrativo que le imparte aprobación, es consecuencia de que ciertamente y como bien lo explica la parte recurrente, en toda conciliación se conjuguen dos actuaciones que pueden ser debidamente diferenciadas por corresponder a dos distintos momentos de ese acto jurídico complejo: la primera, el acuerdo de voluntades de quienes por este medio finalizan un conflicto jurídico ya surgido o precaven uno eventual; y el segundo, la aprobación que le imparte el funcionario por no parecerle lo convenido por las partes contrarias a la ley.”
Es importante aclarar, que de acuerdo a los principio s que rigen la legislación laboral en Colombia, frente a derechos que le son irrenunciables a los trabajadores, solamente se puede conciliar en asuntos relacionados con derechos inciertos y discutibles, es decir, sobre los derechos ciertos e indiscutibles, no se puede conciliar.
Siendo así, los derechos Ciertos e Indiscutibles, son aquellos que cuando se predican cuando se haya producido el supuesto contemplado en la norma laboral respectiva y no sea posible controvertir su existencia, razón por la cual se pueden tomar como derechos con características de ser verdaderos, reales y manifiestos
Además se tomara como indiscutible, cuando exista total certeza de que no hay ningún elemento que impida su nacimiento o su exigibilidad, como podría ser la presencia de una prescripción extintiva, o la prueba efectiva del pago de la obligación.
Diferente efectos se tendrán con los derechos Inciertos y Discutibles, de los cuales se predica que “siempre serán discutibles los derechos edificados sobre criterios y meras concepciones doctrinarias por más convincentes, autorizadas y bien sustentadas que aparezcan, y sólo la adopción de esos conceptos por parte de la legislación positiva o por acuerdo individual o colectivo le dará a lo conceptual la firmeza y obligatoriedad propias de lo que es impugnable y por tanto generador de lo cierto e indiscutible”


Status: