Concepto Número 066281 de 23-07-2001. DIAN.

Concepto Número 066281 de 23-07-2001. DIAN.

Fecha: 23-07-2001
Entidad de Origen: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.
N° de Oficio: 066281.
Tema: Deducción por depreciación.

Fuente

Concepto Número 066281 de 23-07-2001. DIAN.

Concordancias

Legislación

Decreto Número 1265 de 13-07-1999. Presidencia de la República.

Jurisprudencia

N/A.

Doctrina

Resolución Número 5467 de 15-06-2001. DIAN.



Contenido de la Fuente

CONCEPTO NÚMERO 066281 DE 23-07-2001. DIAN.

Señor
JAIME D. SALINAS S.
Carrera 2 C N° 57- 61
Cali -Valle –

Ref. : Radicado N° 017838 del 14 de marzo de 2001
TEMA : Renta y complementarios
SUBTEMA : Deducción por depreciación
Corresponde inicialmente manifestarle, que de acuerdo con lo establecido en el artículo 11 del Decreto 1265 de 1999 en concordancia con el artículo 10 de la Resolución 5632 de 1999 modificado por el artículo 1° de la Resolución N° 5467 de 2001, emanadas de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, este Despacho es competente única y exclusivamente para absolver en sentido general y abstracto las consultas escritas que se formulen sobre interpretación y aplicación de las normas tributarias nacionales, razón por la cual carece de facultad legal para pronunciarse sobre situaciones particulares de los consultantes.

Sin embargo, sobre el tema relativo a la deducción por depreciación de bienes, este Despacho mediante el Concepto N° 042412 de 1999, expresó, que los costos y deducciones están fiscalmente regulados y definidos en la legislación tributaria, siendo procedentes cuando cumplen la totalidad de los requisitos señalados en la misma ley y en cuya interpretación jurídica se explica:

«INTERPRETACION JURIDICA

(…) Los costos y deducciones están fiscalmente reglados y definidos en la legislación tributaria, siendo procedentes cuando cumplen la totalidad de los requisitos señalados en la misma ley. La depreciación como tal, está establecida para proteger el capital invertido en bienes productores de renta, beneficio que puede o no ser utilizado por el contribuyente, las normas fiscales establecen en el artículo 128 del Estatuto Tributario la posibilidad deducir de su renta «cantidades razonables por la depreciación causada por desgaste o deterioro normal o por obsolescencia de bienes usados en negocios o actividades productoras de renta, equivalentes a la alícuota o suma necesaria para amortizar el ciento por ciento ( 100% ) de su costo durante la vida útil de dichos bienes, siempre que estos hayan prestado servicio en el año o período gravable de que se trate. Para bienes utilizados en condiciones normales, el artículo 2 del decreto 3019 de 1989 ha establecido la vida útil de los activos.

Independientemente de lo anterior, si el activo se utiliza diariamente en turnos adicionales y mayores al ordinario (8 horas), por cada turno adicional que se demuestre y proporcionalmente por fracciones de turnos adicionales el contribuyente puede aumentar las alícuotas de depreciación hasta en un 25%.

La base para el cálculo de esta deducción por depreciación, esta reglada por el artículo 131 del mismo Estatuto.

Por otra parte, los sistemas para hacer efectiva la depreciación están contemplados en el artículo 134 ibídem que dispone respecto a la depreciación, que esta se debe calcular por el sistema de línea recta, por el de reducción de saldos o por otro sistema de reconocido valor técnico autorizado por el Subdirector de Fiscalización, Control y Penalización Tributaria de la DIAN, o su delegado.

Es de observar que conforme lo prevén las disposiciones del E. T. los contribuyentes que en uso de disposiciones pertinentes soliciten en su declaración de renta cuotas de depreciación que excedan el valor de las cuotas registradas en el Estado de Pérdidas y Ganancias deberán, para que proceda la deducción sobre el mayor valor solicitado fiscal mente destinar de las utilidades del respectivo año gravable como reserva no distribuible una suma equivalente al setenta por ciento (70%) del mayor valor solicitado. Cuando la depreciación solicitada sea menor a la contabilizada en el estado de pérdidas y ganancias, se podrá liberar de la reserva a que ya se hizo referencia una suma equivalente al setenta por ciento (70%) de la diferencia entre el valor solicitado y el valor contabilizado. -021241/98-

Aspecto este último reiterado en el sentido de que, cuando la depreciación contable es inferior a la depreciación fiscalmente procedente, el artículo 130 del Estatuto Tributario ordena la Constitución de una reserva no distribuible correspondiente al 70% del mayor valor deducido. Si la depreciación fiscalmente solicitada es inferior a la contable, se puede liberar de la reserva una suma equivalente al 70% del menor valor deducido, sin que dicha suma constituya ingreso constitutivo de renta -Concepto 014541/99 -.

Ahora bien, si la voluntad del legislador habría sido disminuir el índice de la reserva en consideración a la tarifa de tributación prevista en la Ley para las personas jurídicas, así lo habría dispuesto. No debe olvidarse, que es principio de interpretación legal, que donde la Ley no distingue no le es dable distinguir al intérprete en pretexto de consultar su espíritu.

A más de lo anterior, conviene igualmente recordar que la disposición que prevé la constitución de la reserva respecto de exceso de la alícuota de depreciación, también aplica a las personas naturales obligadas a llevar libros de contabilidad, caso en el cual, la relación por Ud. Mencionada como fundamento a su posición doctrinaria es contingente, en cuanto que, únicamente respecto del último promedio del intervalo de tributación previsto en la tabla anual de tarifas para las personas naturales se configuraría.»

Como se observa, es presupuesto para la viabilidad de la deducción por depreciación, que el bien se haya utilizado en el respectivo periodo fiscal, en la actividad productora de renta de que se trate.

Cordialmente,
JAIME GARZON BACCA
Delegado División de Doctrina Tributaria
Oficina Jurídica.
Dirección de Impuesto Aduanas Nacionales

Status:

Publicaciones similares