Concepto Número 054946 de 27-06-2001. DIAN.

Concepto Número 054946 de 27-06-2001. DIAN.

Fecha: 27-06-2001.
Entidad de Origen: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.
N° de Concepto: 054946.
Tema: Presentación declaración IVA en ceros. Firma contador o revisor fiscal.

Fuente

Concepto Número 054946 de 27-06-2001. DIAN.

Concordancias

Legislación

Ley Número 43 de 13-12-1990. Congreso de la República.

Decreto Número 1265 de 13-07-1999. Presidencia de la República.

Jurisprudencia

N/A.

Doctrina

N/A.



Contenido de la Fuente

CONCEPTO NÚMERO 054946 DE 27-06-2001. DIAN.

Señor
JAIME ALBERTO CABRERA
Gerente
Sistemas y Entretenimiento Digital -SYSTEND- L TDA.
systend@yahoo.com

Referencia : Consulta 036571 de mayo 23 de 2001
Tema : Procedimiento
Subtema : Presentación declaración IVA en ceros. Firma contador o revisor fiscal.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 11 del Decreto 1265 de 1999, en concordancia con el artículo 1 de la Resolución 156 del mismo año, de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, este Despacho es competente para absolver en sentido general las consultas escritas que se formulen sobre interpretación y aplicación de las normas tributarias nacionales.

Respecto al tema planteado en su consulta sobre la presentación de las declaraciones de ventas en ceros por no haber iniciado operaciones comerciales la Oficina jurídica se ha pronunciado mediante el concepto 042883 de noviembre 28 de 1999 en donde se plasma la doctrina oficial en el sentido de manifestar que la obligación de presentar las declaraciones del impuesto sobre las ventas surge de la misma calidad de responsable de este impuesto, independientemente de la inscripción en el registro nacional de vendedores. La inscripción en el Registro nacional de Vendedores no otorga la calidad de responsable, pues ésta se da por el hecho de realizar operaciones generadoras del tributo.

Si se han presentado algunas declaraciones sobre las ventas sin haber iniciado operaciones, aquellas no producen efectos jurídicos y si carecen de algunas de las formalidades legales, no tiene ninguna incidencia.

En relación a su inquietud sobre la obligatoriedad de la firma de revisor fiscal o contador es necesario efectuar las siguientes consideraciones:

Conforme a lo previsto por el artículo 203 del Código de Comercio, deberán tener revisor fiscal:

“ 1) Las sociedades por acciones;

2) Las sucursales de Compañías extranjeras, y

3) Las sociedades en las que, por ley o por los estatutos, la administración no corresponda a todos los socios, cuando así lo disponga cualquier número de socios excluidos de la administración que representen no menos del veinte por ciento del capital. “

El parágrafo segundo del artículo 13 de la ley 43 de 1.990 dispone que «Será obligatorio tener Revisor Fiscal en todas las sociedades comerciales de cualquier naturaleza, cuyos activos brutos a 31 de Diciembre del año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente de cinco mil salarios mínimos y/o cuyos ingresos brutos durante el año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente a tres mil salarios mínimos.»

Las normas transcritas señalan los entes que deben tener revisor fiscal, cuando cumplan con los requisitos allí establecidos, por lo que se concluye que un contribuyente de tales características se encontrará sujeto a dicha obligación cuando se halle dentro de los presupuestos contemplados en la ley para el efecto, a 31 de Diciembre del año inmediatamente anterior.

De acuerdo con los artículos 602 numeral 6 (contenido de la declaración de ventas) y 606 numeral 5 (contenido de la declaración de retención en la fuente) del Estatuto Tributario, estas declaraciones deberán estar firmadas por revisor fiscal si superan los topes de ingresos o patrimonio establecidos en la Ley 43 de 1990 o si son de las sociedades que por ley deben tener revisor fiscal. Para el año 2000 $1.300.530.000 por activos brutos o ingresos brutos superiores a $780.318.000 (Decreto 2661 de 2000).

Si se trata de la obligación de presentar las declaraciones tributarias firmadas por contador público, se encuentran obligados a ello los contribuyentes que en año 2000 hayan obtenido ingresos brutos o un patrimonio bruto superior a $1.470.300.000 (Decreto 2661 de diciembre 22 de 2000).

Valga la pena aclarar que tratándose del impuesto sobre las ventas, siempre que la declaración arroje un saldo a favor, la declaración debe ir firmada por contador público, sin tener en cuenta los topes de ingresos o patrimonio (artículo 602 numeral 6 del Estatuto Tributario).

Para una mejor comprensión sobre el tema se remite fotocopia del concepto anotado.

Atentamente,
YOLANDA GRANADOS PICON
Jefa División de Normativa y Doctrina Tributaría

Status:

Publicaciones similares