Actividad misional permanente.

¿Qué debe entenderse por actividad misional permanente? En nuestro especial sobre el decreto 583 de 2016 se lo contamos.

Tema: Derecho laboral.


El decreto 583 de 2016 entiende como actividades misionales permanentes aquellas directamente relacionadas con la producción de los bienes o servicios característicos de la empresa, es decir las que son esenciales, inherentes, consustanciales o sin cuya ejecución se afectaría la producción de los bienes o servicios característicos del beneficiario.

Señaes de actividad misional permanente

1. Indicador de control por el objeto. Si el empleador tiene una mayor posibilidad de ejercer control sobre actividades, puede que estas tengan el de misionales permanentes. El elemento de subordinación ha sido ampliamente empleado para probar la existencia de una relación laboral en virtud del principio de primacía de la realidad sobre la forma. La facultad o posibilidad del empleador para ejercer control sobre la actividad es útil al momento de determinar el carácter de misional permanente de una actividad, más allá de probar la existencia en el caso del elemento de la subordinación como constitutivo de la relación de trabajo.

2. Indicador de injerencia en la selección del personal. Si el beneficiario del servicio tiene la posibilidad de intervenir en la selección del personal requerido en razón al campo o especialidad de su objeto, las actividades que serán desarrolladas son misionales. En un caso en el que la Corte Suprema se pronunció a cerca de la existencia de contrato realidad entre el beneficiario del servicio que había intermediado su prestación a través de una cooperativa de trabajo asociado, señaló cómo al estar contemplado en una de las cláusulas del contrato entre la empresa beneficiaria y tal cooperativa que la primera se ocuparía de realizar exámenes y entrevistas a través de profesional en psicología y trabajo social, se demostraba la injerencia de la misma en la selección de los supuestos asociados a la cooperativa que prestarían sus servicios. Como lo señaló el Colegiado, esto “desdice de la autonomía administrativa que debe caracterizar a las actividades de una cooperativa de esa naturaleza”. Este fue uno de los argumentos de la Corte para establecer que el convenio asociativo no se presentó en la realidad sino se utilizó para ocultar una verdadera relación laboral, por lo que declaró su existencia entre la entidad beneficiaria y las/los trabajadores. Lo que pretende señalarse en este punto es si bien el argumento de la Corte fue la realización de pruebas por parte de la empresa beneficiaria del servicio como un acto de injerencia en la autonomía administrativa de la cooperativa, la modalidad de las pruebas o exámenes y el grado de conocimiento especializado que busque medir en la/el trabajador puede dar cuenta de que se trata de una actividad misional permanente, pues las posibilidades del ente productivo para testear conocimientos técnicos y especializados por sí misma solamente puede derivarse de que esté en consonancia con el objeto social la actividad que habrá de ser desarrollada por quien es evaluado en dicho proceso de selección, esto sin hacer referencia exclusivamente a la intermediación pero sí a la externalización de labores en general.

3. Indicador de conexidad Si las actividades realizadas son conexas a las claramente misionales permanentes, son parte integrante de las mismas en tanto adquieren vocación de permanencia. La Corte Suprema de Justicia ha considerado que las actividades en conexión directa con el desarrollo de funciones de carácter misional permanente no corresponden meramente a la “eficiente prestación del servicio”, como en un caso101 lo señalare el ad quem, sino que estos “catálogos de obligaciones” equivalen a una efectiva subordinación. Al observar los catálogos a los que hace referencia la Corte en este caso se encuentra que contienen actividades que están en conexión directa con la realización de funciones misionales permanentes en tanto conjugan el conocimiento específico y la experticia en el ámbito del desarrollo del objeto social con situaciones que determinan operativamente la realización de tales funciones y se convierten, por tanto, en subordinantes. En la sentencia referenciada, la realización de juntas médicas, organización de las especialidades, disposición de turnos y cronograma para la realización de cirugías se consideró como responsabilidades del demandante en su calidad de jefe de neurocirugía que, más allá de ser funcionales a la prestación del servicio de salud, configuraban la subordinación y, como se ve, son fundamentales o determinantes para el desarrollo de la actividad misional permanente que en este caso es la prestación del servicio de salud.

4. Indicador de función de dirección Si la labor realizada consiste en dar órdenes o emitir directrices sobre el desarrollo de actividades misionales permanentes es, será esta en sí misma misional permanente. En el mismo caso citado en precedencia, el demandante desarrollaba labores de coordinación de actividades misionales permanentes de la IPS en materia de neurocirugía, lo cual para el Colegiado se manifiesta en “hacer extensivos memorando a los especialistas de su área”, las “órdenes impartidas de manera particular a éste en calidad de Jefe o Coordinador de neurocirugía”, “[el envío de] las hojas de vida de dos colegas para su revisión, evaluación y concepto”, el exigido “estricto cumplimiento en la programación de Salas de Cirugía” como parte de sus labores de coordinación. La Corte encontró que las pruebas documentales que daban cuenta de lo anterior “no son exclusivas a una prestación eficiente del servicio en la atención de los pacientes por parte de médicos adscritos independientes, sino que de ellas y por sobre todo, es indudable que se desprende palmariamente para el caso particular del accionante, una dependencia o subordinación jurídica específica por lo menos mientras ostentó la condición de Jefe o Coordinador del servicio de Neurocirugía de la Clínica […]”.

SOLIDARIDAD. Indicadores decantados de la jurisprudencia de declaratoria de solidaridad entre el ente beneficiario del servicio y la entidad contratista en consideración a que la/el trabajador realiza actividades misionales permanentes del primero.



 

Status: